Otras publicaciones del autor

 

EL SARAMPIÓN DE EINSTEIN (Feb-2006)

Se reciben críticas al concepto de Multiculturalidad por que se entiende como el mestizaje cultural con otras nacionalidades en detrimento de la identidad propia. En realidad la multiculturalidad se refiere a la capacidad para mantener buenas relaciones con otras culturas por cuánto somos capaces de entenderlas. Entender no significa compartir, diferenciación ésta que también supone confusiones respecto a la Empatía. La Empatía se refiere al hecho de que la comprensión del punto de vista ajeno nos permite conseguir una relación más fluida. No se trata de compartirlo, sino que el otro siente nuestra “afinidad” por su cultura o punto de vista. La buena voluntad no es suficiente, es necesario percibir su escala de valores. La Empatía también necesita comunicarse a un nivel comprensible para el otro. No se puede hablar de colores a un ciego o de música a un sordo, y no se puede exigir que las culturas lejanas a la nuestra (por tiempo histórico o realidad económica) asuman de inmediato unos valores culturales que les resultan, como mínimo, extraños. Ejemplos:

- Una recepcionista europea puede manifestar respeto a las creencias de un cliente musulmán integrista sin que por ello deba acatar las normas sociales de él.

- Si un Hotel recibe a muchos clientes musulmanes es aconsejable acomodar una sala para el rezo nocturno sin molestar a los vecinos.

- Tratar literalmente a otro “como quisiéramos ser tratados” puede ser un error, pues los conceptos estéticos y de paladar varían mucho.

- Ante una comida que nos disgusta, es mejor decir: “Tengo úlcera” “Estoy a dieta” “Mi religión no me lo permite” antes de rechazarlo abiertamente.

Respecto al riesgo de perder la identidad nacional, es un hecho cierto, alguien dijo que los nacionalismos se diluyen viajando, porque la persona puede enriquecerse con una nueva identidad más cosmopolita, más rica, sin que signifique desprecio o detrimento de su cultura de origen. Esta diferencia también es muy importante, porque ante la globalización algunas personas sienten que su entorno próximo se empequeñece ,que su autoestima de grupo es vulnerable, existe el temor de perderse y se acude al maniqueísmo de siempre. Dependerá de la receptividad que cada uno tenga o no. Al igual que las rencillas de parvulario no son excusa para mantener rencores entre adultos, nuestro mundo es bastante maduro para ver al vecino como un colaborador, no un rival. Y aquí es bueno recordar la frase de Einstein: "Los nacionalismos son el sarampión de la Humanidad".

NEGOCIACIÓN Y PROTOCOLO (Feb-2006)

Precedencia es la preeminencia o preferencia en el lugar y asiento para un acto, banquete o reunión de negocios. Se establece segun el orden o el rango entre los invitados. Quien tenga el mayor rango ostenta la presidencia. Ha llegado a ser motivo de enfados, e incluso podríamos decir disputas a lo largo de toda nuestra Historia. Colocar en un orden correcto a personas de distintos ámbitos, culturas, méritos, cargos, etc. no es una tarea sencilla, pero es la base fundamental sobre la que se cimenta la mayor parte de los eventos o actos. La precedencia no marca solamente el orden de colocación sino que a partir de ese orden se establecen otros muchos (orden de intervención en un acto, orden de entrada a un lugar, etc.). Los asistentes deben ser colocados según marcan las PRECEDENCIAS, variable en cada país según edad, rango, antigüedad, sexo, apellido o casta, etc. Otro sistema es evitar las comparaciones omitiendo todo símbolo de precedencia, como serían el estilo de un comedor francés o inglés, y para ello se crean mesas redondas o comedores margarita. También conviene evitar sentar a dos hombres rivales frente a frente, pues la posición marca más el enfrentamiento. En el caso de negociaciones con hombres y mujeres es al revés, pues la presencia frontal de un hombre no supone riesgo físico, sino que por el contrario les incomoda más compartir un asiento lateral con el hombre, puesto que es un reflejo de intimidad. Para complicarlo más, este protocolo para las reuniones y banquetes cuando los asistentes no son europeos, debe añadir otras consideraciones como son la edad, el género, el orden o no de los brindis y discursos, el servicio de mesas separando o compartiendo platos, el color de los adornos florales y su número, etc. A tener en cuenta para cada ocasión, conocer el concepto de precedencia nos permite recordarlo para cuando se presente la necesidad y documentarnos para entender como podemos preparar una reunión multicultural según el ambiente que pretendamos crear.


CAPITALIDAD EUROPEA (Feb-2006)

Vuelvo de Bruselas con la alegría de comprobar que nuestra teórica capital mantiene su vitalidad humana y humanística, ha ratificado la Constitución europea, y se mantiene como centro de negocios e iniciativa preparado para el reto económico que tenemos con Asia. Bélgica ha sido campo de batalla de Europa desde Julio Cesar hasta Bastogne pasando por Waterloo. Quizá esta precariedad en sus fronteras y su futuro, -junto a su climatología gris-, ha conferido a los belgas un carácter reservado en la intimidad pero abierto y dialogante en lo social. Bruselas ha vivido la capitalidad de esta situación con la resignación de albergar la base de la OTAN en Europa, a pesar del riesgo de volver a ser la víctima de una nueva contingencia bélica, fuera de la URSS o sea de Al-Qaeda. Actualmente el número de multinacionales que alberga apenas es superado por el número de marcas de cerveza que fabrican. "Work hard, play hard", como dicen los anglosajones. En apenas una semana pude hablar con unas 50 personas de toda condición, y la mayoría dominan unos 4 idiomas. Además de francés, flamenco, alemán e inglés (perfecto), muchos conocen el español y el italiano, y se están abriendo academias para niños donde se eneseña chino. en cualquier corrillo, en la oficina o en el bar, se mantenía el idioma que todos conocieran, el inglés, el francés y muchas veces el español. No sólo son los idiomas sino lo viajados que están, pues puedes pasar de comentar la situación de Venezuela a los incidentes creados por las caricaturas de Mahoma en Escandinavia. Aparte de hablar saben escuchar, y no es extraño que después de sus elogios acerca del país de su interlocutor mantengan el silencio necesario para oírle hablar a él, la mejor manera de estar al día tanto en los cambios sociales como en el idioma que corresponda. ¿Ya quisieran muchas capitales europeas tener una población tan cosmopolita! Mantiene, eso sí, el encono entre valones y flamencos, un extraño contraste entre mantener sus nacionalismos propios como un problema local, pero respetar todos los demás como una fuente de riqueza multicultural. A la pregunta acerca de cuál puede ser el mejor idioma internacional, la respuesta ha sudo invariable: "El mejor idioma es la voluntad de comunicarse, y a partir de aquí no hay problema.". Gracias amigos belgas, porque demuestra que a mayor conocimiento de los demás, y de sus idiomas, lo extraño deja de ser peligroso, y la buena voluntad salta la barrera de las diferencias semánticas.


CHINA A LA VISTA (Ene-2006)

Desde 1990 se suceden cambios en la China continental, con una nueva generación que no sólo está ávida de visitar el mundo, sino que además ya tiene dinero para ello. España será /es uno de los destinos favoritos, y enseguida nos acostumbraremos a distinguir a los japoneses de siempre de los chinos de nuevo cuño. Y se puede decir que son de nuevo cuño por que ni son maoístas ni son los chinos de los restaurantes y mercadillos –que por cierto no son originarios del continente, sino de las familias que huyeron a países cercanos del Sudeste asiático. A simple vista parecen estudiantes norteamericanos y algún que otro ejecutivo también, pero sin complejos de inmigración, pues se sienten dueños del país más grande y más antiguo del mundo, y, a diferencia de sus ancestros, no se cortan en decirte que el Acueducto de Segovia comparado con su Gran Muralla es como una pescadilla respecto a un cachalote. Sirva este comentario para alertar de que el manido chino obediente y sumiso sigue mostrando muy buenos modales respecto a los extranjeros, pero ya no soporta risitas o chistes y puede replicar con justificadas razones que al hablar de cultura los occidentales somos los advenedizos. Por otra parte, los profesionales del Turismo deberán dar la bienvenida a muchos colegas suyos made in China, que por razones tanto idiomáticas como culturales serán unos preciosos colaboradores para este nuevo segmento de clientes que se nos viene encima, a mas tardar, mañana pasado. Para quien pueda parecerle innecesario este nuevo input laboral, recuerde que Bao-Gia significa sentido de clan, y Guant-Tsi es la reciprocidad de favores obligatoria entre ellos, lo cuál significa que estos turistas siempre aceptarán mucho mejor un contacto chino (a ser posible de la República Popular) que de un europeo.


NEGOCIACIÓN INTERCULTURAL (2) (Ene-2006)

Cuando un comunicador nos agrada tenemos tendencia a creer en lo que nos dice, y viceversa. El atractivo es un arma de persuasión, porque la persona llega a pensar a la inversa, "si pienso como él seré atractivo también". De igual manera, lo desagradable o incomodo o raro crea desagrado, y esto afecta a las relaciones con otras culturas, puesto que podemos intentar crear atractivo basándonos en nuestra cultura y puede ser contraria o contraproducente respecto a los valores de otra cultura (¡Qué día mas negro llevo hoy!). Debido a que el atractivo es un factor cultural, los mensajes deben cambiarse de una cultura a otra, y el triunfador de EE.UU. es un impío en Irán, y viceversa. De igual manera, los nórdicos de cada región negocian sometidos a la lógica y la razón, mientras que los meridionales tienden a juzgar más emotivamente, según la apariencia y el agrado personal, la corbata es una simple indumentaria que en países musulmanes y algunos latinoamericanos representa al capitalismo voraz y según en qué situaciones o sectores es recomendable prescindir de ella, el karaoke japonés imita a la antigua ceremonia familiar en que cada invitado ideaba y recitaba un haiku (poema de 4 versos) y es un honor ser invitado, y un menosprecio negarse a participar. Los ejemplos son innumerables. Por otra parte, debemos apercibirnos de cuándo un interlocutor habla de su propia opinión o generaliza. Hay personas que se autodescriben mediante atribuciones personales mientras que otras emplean atribuciones de su cultura. Las primeras son de países donde se fomenta la individualidad y crecimiento personal (como EE.UU, Mediterráneo) y las otras son de Asia, y Norte de Europa donde existe mucho respeto por pertenecer a un grupo o clan, y se mantiene ese vínculo y jerarquía. En Asia existe mucho mas protocolo, y un japonés rara vez habla de sí mismo y emplea su pertenencia de grupo, el protocolo es mucho mas importante. Algo parecido ocurre entre ingleses y algunos anglosajones, para los cuáles no es correcto hablar de uno mismo, les parece pedante y maleducado respecto al interlocutor. Si queremos desarrollar "empatía" con ellos, es recomendable adaptarse a ese sentido individualista de unos o al pudor social de los otros.


NEGOCIACIÓN INTERCULTURAL (1) (Ene-2006)

En general se distingue entre dos extremos para una negociación, que serían Competitiva o Cooperativa, y el término medio se denomina Compromiso. La elección depende de la persona o la empresa, pero lo cierto es que también depende de factores culturales:

- La cultura de devolver favores es común entre los anglosajones (hoy por ti, mañana por mí) y lo llaman reciprocidad. En EE.UU. inician concesiones pequeñas esperando reciprocidad e ir avanzando a pasitos

- Entre latinos suelen reírse de los que hacen el primo, el comercio se entiende como un "yo gano, tu pierdes".

- Los árabes adulan y dan hospitalidad para provocar una deuda y deber, el regateo es como una lucha personal de egos por encima la razón.

- Los rusos mantienen su fatalismo vital y son reacios a las concesiones, lo interpretan como una debilidad.

- En Asia el favor solo existe entre familiares (Guan-Tsi) o colegas. Si hay diferencia de estatus, el de más alto rango puede decir que no debe nada o el inferior temerá reclamarlo.

La negociación Cooperativa y el sentido de reciprocidad se emplea en ventas (en EE.UU. les cuesta decir "no") con técnicas como:

- "portazo en la cara": pedir algo muy difícil que es rechazado para lograr algo menor.

- "…y eso no es todo": ir mejorando desde una oferta inflada de inicio hasta un precio que no se puede rechazar.

- "Vender la primera línea": ofrecer la línea mas cara para que la otra parezca mas idónea.

La negociación Competitiva es más frecuente en países con tradición democrática reciente o escasa (Rusia, Mediterráneo, Árabes), pues se confunde amabilidad con debilidad, y se debe conseguir el Compromiso con mucha paciencia y cautela al ceder en algo. La negociación por Compromiso es habitual con los asiáticos, y es la que pretenden siempre, pero nunca de entrada, pues antes deben seguir un protocolo de confianza personal (aparente) y credibilidad profesional, mediante largas presentaciones y discusiones amigables para dejar sentado el rango de los interlocutores y categoría de cada parte.


TURISMO Y RELIGIONES (Dic-2005)

No se entiende el Arte ni la Historia ni otras muchas manifestaciones humanas si no se aprehende la Religión como factor social, cohesionante o beligerante según la época y situación, pero siempre condicionante en toda la Historia de la Humanidad. Es por ello que el Turismo Religioso no debe sólo considerarse un hecho de índole espiritual, como son las peregrinaciones, sino una clara búsqueda de saber y de cultura. Es conveniente comprender cada cultura desde su vertiente religiosa, pues, por ejemplo, una pintura europea intenta dominar todo el espacio, mientras que los chinos solo utilizan una parte del lienzo, y critican el estilo europeo diciendo "…ustedes llegan a pintar de blanco lo que ya es blanco". La información acerca de cada religión no sólo pueden orientar al lector acerca de los lugares más santos para cada creyente o visitante sino también para entender sus manifestaciones artísticas. Por ejemplo, el autor Fulcanelli publicó su obra "El misterio de las catedrales" para explicar cómo se comunicaban los artistas de una época en la cuál la Iglesia y la Inquisición censuraban toda manifestación artística que pudiera parecer herética, y las artes plásticas se convirtieron en una vehículo de correspondencia secreta entre cabalistas, masones y filósofos. De hecho el símbolo de los masones es el compás y la escuadra, las herramientas de los albañiles (maçon en francés). En otra cultura tan opuesta como la de India, los templos se embellecían con esculturas y bajorrelieves con contenidos que a los europeos nos parecerían pornográficos y contrarios al sentir cristiano, y sin embargo también son creaciones religiosas para el Hinduísmo. Ni que decir tiene que el conocimiento de cada cultura en cuanto dependiente de creencias religiosas, mejora muchísimo la calidad del viaje, pues no sólo evitamos traspiés con las tabúes locales, sino que también entendemos el porqué de una comida kosher, el complejo protocolo entre anfitriones confucianistas, o los peligros al asistir a una verdadera ceremonia vudú. Mediante el conocimiento de la Religión desde la óptica sociológica y antropológica, y acerca de su evolución en el tiempo y país hasta nuestros días, obtenemos las claves para enriquecer al Turismo Religioso, tanto por la importancia económica de las peregrinaciones y visitas religiosas como por ser fundamento humano de las sociedades y lugares que el turista visita y quiere conocer mejor.


LAS 6 "ESES" DEL TURISMO EN ESPAÑA (Dic-2005)

La prohibición de fumar en locales públicos a partir de Enero del 2006, incluyendo Hostelería, parecía un buen momento para adherirnos a ese europeísmo sanitario de la mayoría de nuestros vecinos comunitarios. Después de la recogida de firmas en el sector y abundantes declaraciones en cuanto a la imposibilidad de aplicar esa Ley de inmediato, se ha añadido un argumento mucho más pragmático, aunque sea a sotto vocce: uno de los mayores atractivos de España como destino turístico para los extranjeros es la libertad para hacer lo que te dé la gana, y la privación de fumar podría disminuir sensiblemente los importantes ingresos que supone la campaña estival. Bien, de acuerdo, es cierto. Podemos decir que a la España de las 5 "S" (SUN-SOL / SEA-PLAYA/ SANGRIA-ALCOHOL/ SEX-SEXO / SAVE-AHORRO) podemos añadir una más: SMOKE-FUMAR.

El turismo en España representa el 12% de la renta nacional, hay que cuidarlo, pero ¿y el resto de sectores? Porque resulta que recientemente se ha creado un Comité Nacional para diseñar y elaborar la Marca España, de forma que favorezca la imagen comercial de toda España en productos tecnológicos o de alto valor científico, para que nuestra proverbial alegría y tolerancia no desmerezcan conceptos como calidad o seriedad. El problema no se decide o arregla con esta Ley, su transcedencia es limitada, pero su ausencia es una "S" más a favor de la España de siempre. ¿Cuántas veces el sector de Hostelería ha insistido en que preferirían un turismo de más calidad antes que los clientes barateros? Pues no se puede tener todo a la vez, y los empresarios que consideren esa Ley como un freno al turismo, reflexionen acerca de si puede suponer un punto de inflexión para que nos visiten esos otros turistas más ricos y mas cívicos.

En un próximo artículo hablaremos de cómo nos ven a los españoles, de la Multiculturalidad aplicada hacia nosotros mismos desde la perspectiva de un forastero. Pero la pregunta podría ser: ¿Nos importa nuestra imagen? ¿Cómo queremos que nos vean?


CONTACTO CORPORAL (Nov-2005)

Tocar a otra persona puede considerarse un gesto amistoso o agresivo -¡no me ponga la mano encima! Cada cultura lo permite o proscribe por diferentes motivos. Por ejemplo, la tradición asiática no considera correcto el contacto corporal excepto para la medicina, el sexo o el deporte. Las culturas latinas en cambio lo aceptan como muestra de afecto. Hay diversas situaciones en las que podemos quedarnos en duda, como las siguientes:

- Saludo: puede ser amistoso (contacto físico, mirada abierta y prolongada) o puede ser para mostrar distancia y respeto. En Asia prefieren el bow (ligera inclinación de cabeza y tronco) o el namasté (juntar las manos frente al pecho) si bien se han adaptado a estrechar la mano. Cuánto más tradicional es un país, más esmero y formalidad debe acompañar al saludo (no conviene agitar la mano gritando desde lejos ni saludar sentados).

- Protocolo: cuanto más democracia vive un país, más clase media tiene y menos formalidad se pide. Por el contrario, en democracias jóvenes o incipientes, más clasismo se mantiene y más acentuado es el protocolo.

- Territorialidad: Dominio sobre la movilidad / territorio del otro. Se considera "burbuja íntima" la distancia de 15-45 cm. respecto a otro (familiar, íntimo), y espacio personal es entre 54-120 cm. (trabajo, escuela, bar). Hablar más alto también es un intento de dominio, al igual que interrumpir (invadir turno de palabra) (Ver boletín 370).

- Gesticulación: Facial o corporal, denota afecto o agresividad. La forma de estrechar la mano, la palmadita prepotente. El ademán del dedo alzado o tocar al otro para evitar interrupciones, el mando con las manos y palmadas, el índice como advertencia que recuerda al garrote. Cuanto más tradicional el país, mejor evitar la gesticulación exagerada. En caso contrario, donde gesticulan mucho, como los italianos y árabes, puede ser mejor no seguir el juego pues quizás tienen más practica.

- Mirada: Prolongada y dura indica jerarquía en muchos países. Puede ser directa y amistosa en países occidentales pero no prolongarla demasiado.

- Contacto físico. Mal considerado en Asia, restringido en Occidente, más aceptado en el Sur y menos en el Norte.

No se trata de memorizar gestos y detalles, lo más prudente es evitar toda expresividad que pueda resultar demasiado familiar (agresiva) ante personas de otras culturas, hasta comprobar como actúan ellos y hasta que punto comprenden nuestros modales.

TURISMO PARA EL VIAJERO PROFESIONAL (Nov-2005)

Se habla de temporadas alta, media, baja, son la porcion grande del pastel. Se olvida, no obstante que existe un cliente-tipo durante todo el año, el "viajante", esas personas que representan a una empresa y van por todo el mundo o nos llegan de todo el mundo. ¿Cuántas Agencias pueden ofrecer un servicio completo acerca de lo que puede necesitar? No sólo detalles de visado, divisas, clima, hoteles, estos clientes necesitan conocer de antemano las diferencias de trato, de modales, de costumbres con los que podrían chocar, y que normalmente no aparecen en las edulcoradas guías de viaje. ¿Qué aduanas son más corruptas? ¿Qué clase de "mordidas" podemos esperar en ciertos países, y cómo solucionarlas? ¿Qué modalidad de extorsión está de moda en cada país para el visitante ocasional? ¿Es aconsejable que una chica pida hacerse una foto con nosotros colgada del cuello? ¿En qué países la policía te detiene por haber cambiado moneda en el mercado negro con uno de sus agentes de paisano? ¿En qué aeropuertos debes confirmar el vuelo de salida 48 horas antes so pena de perder esa reserva? Ese es el servicio que más pueden agradecer y que supondría una ventaja competitiva para las Agencias que puedan suministrar ese "paquete" extra a sus clientes, informando acerca de pais/sector/religión, etc. Lo digo por experiencia, pues en el mundo de exportación estos detalles pueden condicionar el éxito o fracaso de una expedición comercial, y cuando publiqué el primer libro sobre este tema, fue porque todavía no existían en lengua española. En cada país existe un protocolo tácito más o menos acentuado, una formalidad determinada respecto a los modales, la puntualidad, la costumbre o no de compartir mesa, sobremesa y noche, patriotismos y religiones que son o no tabú para el extranjero, etc. Por comentarios de amigos y colegas de profesión muchos de estos detalles siguen siendo una laguna para muchos viajeros, y es recomendable que las Agencias (y Hoteles) puedan informar al viajero, o al menos saber qué libros pueden recomendarle. En este mundo tan competitivo, estos "pequeños" detalles son los que pueden fidelizar a nuestros clientes.

 

IDENTIDAD BRITÁNICA (Oct-2005)

Desde que se diseñó la Union Jack siempre se han preguntado ¿Qué es ser británico? Está claro quién es un escocés, un galés o un inglés, pero un británico se pierde en conceptos ultranacionales que sirven más para la Commonwealth y el sentido del Imperio que para definir el carácter de un país. Sabían que inglés es sinónimo de británico y viceversa, y por extensión dominadores del mundo, la palabra "ingles" siempre ha sido la antítesis de apátrida. No se habían interesado demasiado en conocer a los demás y ahora se enfrentan al europeísmo y sienten vértigo de perder su pasaporte. Resulta que ese «ser» británico o inglés no les cuadra y buscan sus orígenes. Lo cuál significa aceptar su «mongrels breeding» de hace 2.000 años, entre celtas, latinos y germanos. El programa televisivo Coronation St., lleva 41 años de emisión, es el culebrón que marca lo que es políticamente correcto en la nación. Es el espejo de modas, tendencias y del pulso del país. Mantiene su alta audiencia porque los británicos se preguntan quién son, a dónde van. Los tiempos cambian tanto que un semanario llega a dar consejos sobre modales en la nueva era, por ejemplo: «...y hay algo más grave que el pitido de un móvil en un funeral, y que es contestar la llamada». Lo nuevo es una amenaza, ellos son como sus deportes. Cricket, croquet, billar, lo genuino inglés es jugar por elegancia más que por ganar, con las tres características inglesas: «Fair-play, Team-spirit and Individual Excellence». El espectador los apoya por mantenerlos más que por la emoción aburrida de verlos. Sienten el euro como una imposición alemana para el paso de la oca comunitario. En el 2000 un 71% rechazaba el euro; en el 2001 sólo el 58%. Hamlet sigue con sus dudas. Reino Unido siempre ha hecho política con preservativo, pero la distancia y la ambigüedad ya son más difíciles de mantener. En el 50 aniversario de Isabel II como reina (Febrero 2002), el Daily Telegraph publicó una encuesta según la cual el 63% decía que no conectan con la realidad de la calle, y un 71% dijo que no estaban interesados en ese aniversario. El inglés medio quiere que le dejen en paz. No quieren leyes de Bruselas, les molesta que ellos las obedezcan y los otros países las ignoren: " -La UE estaría bien si todos respetan las reglas, pero no es así. Las cuotas de leche las crean los alemanes, las siguen los ingleses, los franceses las ignoran y los italianos no saben lo que son. Nosotros seguimos todo al pie de la letra,"it is the way we are" y los otros son unos aprovechados." Es un hecho que he contrastado con otros viajeros: "Los ingleses son muy alocados hasta los 20 años, y…de repente cambian y se vuelven tradicionalistas". Un irlandés o galés, de origen celta, es más sociables, el inglés puro es solitarios e independiente, como su propia isla, la distancia es su refugio y protección.


ETNOCENTRISMO (Oct-2005)

Los sociólogos suelen hablar de Endogrupo y Exogrupo, respectivamente, nosotros y ellos. En el endogrupo prevalece la solidaridad, la lealtad y la conciencia del "nosotros", es una búsqueda de identificación. Se crea conciencia de las diferencias con otros, se crean y exageran estas diferencias para mayor cohesión del grupo. Incluso se presiente que los objetivos son incompatibles entre las partes y por tanto son rivales en un conflicto, hasta el punto de subestimar a los demás y fabricar conflictos, como las Guerras Santas antiguas o modernas. La exageración crea más conciencia de grupo, como en las tribus juveniles, con símbolos de moda y vestuario para acentuar su ideología. Esta diferenciación respecto a los "otros" crea una distancia social: la conciencia no es de "estar" en el grupo sino "ser" de él. A la vez se categoriza o fragmenta a las personas dentro de los grupos con más o menos simpatía. La cercanía social permite desinhibirse más pues se captan más similitudes que diferencias. La distancia social genera defensa y recelo. Consecuencia de ello es el :

Etnocentrismo: tendencia a considerar el grupo propio como el correcto, y a los otros como desviados. Es la causa de la mayoría de problemas sociales por dividir entre lo justo e injusto, con un enfoque personal que no es objetivo. A su vez, la necesidad de identificación del individuo refuerza este sentimiento. El etnocentrismo es la principal causa de los problemas sociales, pues aceptar las ideas de otros significa que “nosotros” podemos estar equivocados. Durante siglos o milenios la supervivencia del grupo se basó en la continuidad de las tradiciones. Si otros grupos adquieren poder son un “peligro potencial”. Este problema es tan antiguo como la misma Humanidad, y podemos verlo incluso en una guardería cuando algún niño es diferente (discapacitado, tartamudo, bizco, pelirrojo, etc.) y es abucheado (bullying) por la mayoría, que pretende así proclamar su pertenencia al grupo. Esta conceptualización y el sentido de pertenencia que se deriva, pasa a originar una guerrilla de símbolos. Por ejemplo, la corbata occidental, la kipa hebrea o la kifa árabe y el turbante hindú, todos son símbolos de pertenencia a un grupo. Cuanto más débil se sienta un grupo, más importantes son esos símbolos.

Actualmente se reduce el número de grupos según ideología política (capitalismo), religiosa (Islam) o étnica (Sionismo), pero mantienen más distancia y conflictividad. Además, una persona puede cambiar de religión, pero menos de nacionalidad (realmente) y no puede cambiar de raza. Hay muchos criterios (raza, religión, estatus, parentesco, idioma, etc.) que atan a una persona. Sin embargo hay técnicas para entrar, franquear literalmente la Frontera. Pueden ser fronteras más cerradas o no (permeables si se puede ingresar por méritos, o impermeables si es por grupo étnico) y en general se puede entrar cuando el mensaje (verbal o simbólico) no representa amenaza para los símbolos y valores de ese grupo. Para ello contamos con técnicas de Empatía que veremos en otro artículo.


CULTURAS Y JUEGOS DE PODER (Oct-2005)

La mejor definición de Poder está relacionada con la disponibilidad del Espacio y del Tiempo. La cárcel, como ejemplo de castigo, significa la reclusión en un espacio por determinado tiempo. Del mismo modo, cuanto más prestigio tenga una consulta, más tiempo esperarás en un asiento. El pobre va en tren, el rico tiene su coche. El espacio incluye el sonido (volumen de voz que “ocupe”, ruido de un motor o de la potencia musical que emite un coche). En la sociedad este poder se manifiesta con símbolos como espacios más grandes (casas, coches, despachos) y el tiempo del que uno es dueño (el jefe organiza sus horarios, organiza las reuniones y el tiempo de los demás, coge vacaciones cuando quiere, etc.). Estos símbolos determinan los juegos de poder en las negociaciones (distribución de mesas, precedencia al situarse, puntualidad respecto a otros, tono de voz, interrumpir el turno del interlocutor, etc.) Cuanto más primitiva es una sociedad, más evidentes deben ser estos símbolos, cuanto más desarrollada los símbolos se van sofisticando, hasta llegar a un punto de inflexión en que la sociedad deviene igualitaria, apenas hay diferencias de clase (Suiza, Suecia), pues el nivel de vida es muy alto y casi toda la población pertenece a una clase media-alta, cuyo objetivo es perpetuar esa sociedad que les ampara. Recordando la pirámide de Maslow, esta sociedad evolucionada valora a la persona por su cultura y dignidad más que por sus símbolos de riqueza o estatus. Cuanto menor sea la diferencia entre clases, menor necesidad habrá de aplicar una jerarquía y emplear símbolos de poder, pues todos estarán interesados en mantener las normas que les protegen. Existe un juego de poder respecto al espacio personal que exige cada persona. La territorialidad física es más acusada en los países poco poblados. En los países superpoblados, la territorialidad se manifiesta más por símbolos, no se puede mantener la distancia con los vecinos, pero si crear diferencias de estatus para mantener una “distancia” social (mesa de despacho, atriles, sillón más alto que los demás). Si observamos que entre occidentales todavía se mantienen esas "niñerías", más atentos debemos estar con personas de países lejanos, mucho más atentos a estas formalidades, y por tanto más susceptibles a sentirse agraviados, o también a emplearlas con nosotros.


RUSIA: LA SUFRIDA ALMA RUSA (Sep-2005)

Rusia aún tiene reciente su prestigio como potencia mundial. Les costará mucho prescindir de su gloria militar, y a la vez sienten animadversión y miedo contra el presunto peligro que supone lo extranjero, sean las repúblicas o las fronteras. En el escudo de Rusia figura un águila bicéfala, como una alegoría del dilema histórico ruso, entre su vocación europeísta y su tendencia paneslavista, debido a lo cuál no se ocupó de su posición al Oeste hasta haber contenido y solucionado sus problemas con las invasiones desde el Este. Es la tradición desde Catalina la Grande, cuando Rusia se lanzó a conquistar la Asia mongol que amenazaba sus fronteras, el destino ruso era dominar a aquellos "salvajes". Los moscovitas aún miran con desprecio a las personas que no parezcan civilizadas a la rusa, con piel blanca y cabello claro, como si aun no hubieran sabido rusificarse genéticamente. Pero no deberían engañarse tanto, bajo el acicalamiento europeo que impuso Pedro I el Grande, a las pocas horas se descompone el maquillaje y puede aparecer el tártaro.

Estuve un año viviendo allí, mantengo relaciones comerciales, y sigo observando que siguen la inercia de lo que su dolorosa Historia les ha enseñado hasta hoy mismo, que lo importante es la fuerza, el dinero o el poder, la presunta igualdad del comunismo produjo dictadores al igual que la presunta igualdad democrática que viven produce ricos y pobres. Esa Historia justifica aquella expresión del "sufrido pueblo ruso", resistir la situación esperando la oportunidad para pasar de subordinado a dominador. Es algo que siempre sorprende a los que hemos dirigido equipos humanos allí, cuando premias a un buen empleado con un cargo importante, deja de ser bueno y pasa a ser un jefe autoritario de los que él ha visto antes. Asimismo el personal de hostelería en España ha podido aprender con los novi rusky que si se les ofrece demasiada amabilidad lo pueden entender como servilismo y se vuelven muy mandones.

Pero cuidado, si le preguntas a un ruso acerca de algo desagradable de su nación, rehuirá la cuestión, o mentirá o contestará a la defensiva. Es mejor hablar siempre con cierta ambigüedad o mucho respeto, y entonces sí que se explicará abiertamente. Son conscientes de los defectos de su país y los errores de su historia, pero exageradamente orgullosos y muy patrióticos. Una vez comenté con un cliente la situación que están viviendo: " -Si así no funciona, ¡Rusia tendrá que copiar de Occidente!" Respondió con una carcajada y esta boutade: "-Os equivocáis. ¡Europa tendrá que cambiar si quiere tratar con Rusia! Recuerda, somos blancos pero no europeos."


ESTAMBUL: LA TRIPLE FRONTERA (Sep-2005)

Tras un enésimo viaje de trabajo a Estambul, los días han pasado como si fueran vacaciones, la ciudad siempre ofrece una nueva sorpresa. Cristiana y musulmana, europea y asiática, antigua y moderna, esta ciudad más mediterránea de derecho que de hecho, alberga tantas fronteras humanas y culturales como queramos encontrar, es como un núcleo histórico y geográfico para reconsiderar la futilidad de las diferencias frente a la enormidad de los parecidos. Bizancio, ciudad griega, acosada ya por Atila en el 441 bajo dominio romano, dio nombre al imperio oriental romano, y después cambió su nombre por Constantinopla. Sus ciudadanos griegos, decían «eis tie-polo», que significa: «vamos a la ciudad», y de ahí derivó a Istanbul, que por tanto no es un nombre árabe que los turcos le dieran para usurpar sus raíces europeas. Faro de ideas durante siglos, al igual que al Islam de Bagdad y Córdoba se le niega su influencia en el Quatroccento italiano, cuando muchos artistas y prohombres locales colaboraron en este movimiento al huir de la conquista turca y exiliarse en Italia. Constantinopla aguantó muchos siglos como bastión europeo, frontera oriental que ya había sido con los romanos, y sobrevivió incluso el saqueo de sus aliados, cuando los caballeros de la 4ª cruzada franquearon la ciudad. Europa vivió con miedo al «Gran Turco» y los mitos acerca de aquel terrible y cruel enemigo (hordas deriva de la antigua palabra mogol "ordo": guerreros) . Persiste la leyenda cuando hablamos de ellos, como una amenaza potencial, y ellos sonríen cuando se lo explicas, con nostalgia de sus tiempos de gloria, y también con preocupación, porque esa reputación no les favorece para entrar en la UE. Sin embargo se lo toman con orgullo, con su peculiar sentido del humor, sin complejos: "-¿Sabes qué ha cambiado con la guerras de Irak o Afghanistan? Antes las mujeres iban detrás del hombre por decreto religioso; ahora quieren que él vaya delante por si hay una mina". Cuando les adviertes que esa misma chanza sería machista o incorrecta en Europa, sonríen replicando que ellos no tienen temor a lo incorrecto, y que las mujeres son las más crueles contando chistes de hombres. "-El humor es muy parecido en todas partes. ¿Sabes qué es lo más bonito de Ankara? El cartel que indica [Dirección Istanbul]".


VACACIONES DE CERCANÍAS (Sep-2005)

El Languedoc, tan cercano y a veces tan olvidado. En Carcassone el viajero puede palpar vívidamente lo que debía ser la vida en aquellos siglos. La estampa de la ciudadela vista desde la autopista es una sorpresa inesperada, es encontrar un cuidadísimo decorado cinematográfico que resulta ser real, es como un viaje a la infancia de los castillos desmontables. Al penetrar en el interior te convences de que no es cartón piedra. Murallas originales y restauradas que podrían inspirar versos al mismo Cyrano, calles, locales, paredes y adoquines de entre 5 y 8 siglos de historia, tiendas con toda la feria de vanidades de Francia en latas de foie o cassoulet, botellas de vino y champán de todas las denominaciones, jabones olorosos de Provenza, souvenirs para todo tipo de demanda, museos de antigüedades y...las salitas de arte. Encontré una exposición de fotos y cuadros, la mayoría dedicadas, -cómo no y como siempre-, al paisaje francés: Carcassone al fondo de un viñedo nevado, la campiña vestida de malva y lavanda, caserones viejos engalanados de flores y alegría como una novia, el agua de las montañas bajo la mirada atenta de un cervatillo, las puestas de sol en esa campiña que es origen y fin de Francia, todos los colores del sol en los heliotropos, poesía pintada en las fotos, incluso el retrato de un viejo clochard, con la boina, las arrugas profundas enmarcando la sonrisa perenne de una vida feliz, la chaqueta más vieja que él, los capilares hinchados y rojizos bordeando sus narices grandes de catador, con unos ojillos vivísimos y pícaros que te hacen imaginar como podría ser Asterix de abuelo.

Todo el Languedoc es para pasear, olvidar y soñar. Es el merecido descanso después del trabajo. El francés, diligente, disciplinado, responsable en su despacho o boutique, pone tanto empeño en el trabajo como en el descanso. Desde la Egalité, que las vacaciones son derecho inalienable y demostración de ser hombres libres. Los pasatiempos son la pesca y la petanca, el entretenimiento con el mínimo esfuerzo, que no estorbe la dicha del gozar de la Francia atávica y rural. El ciclismo es bueno para ver, no para sudar. La libertad para vivir despacio, para haraganear y para emular al clochard que muchos franceses llevan dentro de sí, el anarquista mísero pero libre y autosuficiente, que ni pide ni molesta ni se humilla, sólo exige respeto a su elección, y es respetado como el hippie autóctono, el vagabundo libre en su miseria voluntaria. Francia es un colosal poliedro, Languedoc una de sus facetas mas preciosas.


E.E.U.U. (2): TODO CAMBIÓ A PARTIR DE LOS 60-70 (Jul-2005)

Desde los 60-70. E.E.U.U. dio un salto enorme de convencional a liberal por lo que podríamos llamar " Las 5 crisis de la conciencia americana":

* Vietnam: Fue la primera derrota militar de su Historia, a la vez que hubo colosales manifestaciones en contra, rechazo a la ley de muchos desertores, hippies pacifistas, etc. La guerra y la victoria eran (son) la vía de escape para canalizar la ira contenida frente a la frustración diaria. Junto a esa derrota real y a la decadencia del "western" aparecen pensadores críticos contra E.E.U.U. y se extiende la moda de las películas "para pensar" en lugar de divertir.

* Raza: La supremacía blanca es vencida por los Derechos Civiles (Martin L. King, Malcolm X, Cassius Clay), la población emigrante de otras etnias se dispara demográficamente y encima exigen derechos como un estadounidense "normal".

* Religión: Existen unas 300 religiones diferentes que conviven en paz por que existe libertad religiosa, pero no habían pensado que el ateismo fuera una alternativa más. De repente, la existencia de Dios se pone a debate y eso choca con sus tabús ("In God we trust", "God bless America"). Se denuncia a obispos pederastas, las estadísticas de abortos de adolescentes se disparan. Se reabre la discusión acerca del Darwinismo y muchos Estados se aferran al Génesis. El espiritismo, reencarnación y New Age se ponen de moda. Ante tanto desconcierto, la inmoralidad del "sexo y drogas y rock&roll" invade el país.

* Dinero: El país más rico sufre la crisis del dólar, la OPEP les juega malas pasadas y los ciudadanos pagan la gasolina a precios impensables, las vacaciones en el extranjero son más caras y su orgullo se siente devaluado.

* Sexo: El vocabulario para temas sexuales se ayudaba del francés, en inglés parece obsceno. Los actores se depilaban el pecho, los matrimonios de película aparecían en camas separadas. Todavía se esconde el sexo: los desfiles patrióticos separan a chicos uniformados con banda de musica de las "majorettes" minifalderas, se exhibe el sexo y belleza pero se separa. Como en el fútbol americano (o hockey) , ellos llevan casco y hombreras sobre una pelvis estrecha, y al lado las cheer girls semidesnudas bailando y excitando, pero separados. Los informes de Kinsey, Master&Johnson y al final "El Informe Hite" reivindican la sexualidad, tema que sólo existía en Medicina. La píldora lo revolucionó todo, el sexo pasó a consumo y dinero, la pornografía se encuentra por doquier.

Empezó en los 60 y aún no ha terminado, E.E.U.U. es como una serpiente a la que le cuesta mudar de piel, medio país es conservador y su actual Gobierno intenta una regresión a sus gloriosos "valores eternos". Aunque no se debe generalizar y las recomendaciones son temerarias, si queremos saber con qué tipo de norteamericano estamos hablando, imaginémonoslo 6-8 generaciones antes y la educación o valores que en ese tiempo le habrán llegado.


GESTUALIDAD ÁRABE-LATINA (Jul-2005)

El gesto de agitar la mano con el pulgar apretando los dedos índice y medio, originalmente se hacía entre árabes con el pulgar tocando los incisivos superiores y lanzándolos al aire, y significaba que el aludido hablaba más de lo que podía o no tenía el dinero para pagar. Siendo un gesto ofensivo, la mano se fue alejando más y más de la boca hasta el extremo que muchos italianos hacen el gesto moviendo la mano en el mismo bolsillo. En otros países cercanos como Francia, Grecia y también España, el gesto se ha disminuido hasta agitar la cabeza hacia atrás además de un aspaviento largo con el brazo hacia arriba y hacia atrás. En Francia, se puede acompañar del "¡Oh, la, la!" y "Mais non", y en España del "Anda, vamos" o "Anda ya!". Los italianos señalan los números con los dedos pero evitando siempre que signifiquen otra cosa, por lo que el 1 se hace con el pulgar, (no con el índice) y el 2 con pulgar e índice (no con el signo de victoria o de orejas de burro). El pulgar e índice siempre son dedos peligrosos por su significado sexual en todas las orillas del Mediterráneo, tanto en la Europa del Sur como el norte de África y Oriente Próximo. El signo de OK de los americanos, puede entenderse como referencia al extremo anal, o también podría indicar que están calificando de "cero" al otro. Incluso en Francia, ese gesto suele ser de elogio referido a una comida, pero en la Occitania significa "cero", es de rechazo. Asimismo, en la educada Inglaterra se suele indicar "victoria" con los dedos índice y mayor formando la "V" pero con el dorso de la mano hacia la misma persona; la misma "V" pero con el dorso de la mano hacia el otro se considera un signo brutal y muy ofensivo, pues también tiene significado sexual.


GESTUALIDAD DEL "SÍ" Y EL "NO" (Jul-2005)

Hay un gesto común en Bulgaria y zonas de la India, que consiste en decir "Sí" moviendo la cabeza a los lados, y decir "no" moviéndola de atrás hacia adelante (es decir al revés de lo que creemos normal). En realidad no es tan raro o absurdo porque es una antigua treta de regateo que todavía observaremos en muchos mercadillos de todo el mundo. Cuando el vendedor debe aceptar un precio indicando al cliente que pierde dinero, mueve la cabeza a los lados para expresar su rechazo a la presunta rebaja. Pero no mueve solo la cara de lado a lado (gesto del "no"), sino toda la cabeza indicando que se lamenta o duda. De igual manera, cuando un comprador acepta una oferta interesante pero no quiere mostrar demasiado interés, emplea un gesto despectivo, agita la cabeza hacia atrás varias veces e incluso con brusquedad y diciendo "bah, bah" "¡qué le vamos a hacer!", como queriendo indicar "no" (a la pretendida buena oferta) pero diciendo "si". El gesto del "si" normal es más moderado, y bajando la cabeza hacia delante, no agitándola hacia atrás. Lo que ha ocurrido en Bulgaria o India al invertir el sentido de ambos gestos, es debido a siglos y milenios de costumbre, y hacerlo al revés devino normal. Aparte del detalle curioso de estas diferencias, lo que importa es saber que las gentes o culturas que emplean esta doble gestualidad nos muestran su pasado (y/o presente) comerciante, y en muchos casos es un aviso a la hora de establecer relaciones comerciales. Estos gestos se consideran de poca educación por ser propios de un bazar, y es improbable que interlocutores de nivel medio-alto los utilicen con nosotros, pero siempre podremos "pillarlos" cuando deben tratar con alguien en la calle o en un bar.

 

E.E. U.U. (1): LA CLAVE ESTÁ EN LOS CONTRASTES (Jul-2005)

¿Cómo pueden ser la primera potencia con ese carácter popular tan infantil? ¿Porqué dicen que les gusta la sencillez (easy going) cuando todo se basa en máquinas y su legislación comercial y contractual es tan complicada, ¿Presumen de ser poco protocolarios pero existe un fuerte clasismo? ¿Cómo pueden hablar del país de la libertad cuando su política exterior (e interior) roza el despotismo? Pues ahí está la clave, que para garantizar esa libertad y esa vida sencilla necesitan asegurarse mediante las leyes y los cuerpos de seguridad, lo que les permite la tranquilidad para seguir dedicándose a la tecnología e investigación. ¿Porqué les agrada la figura del pionero (hillbilly) y de la iniciativa personal (self-made man) , pero pueden ser tan conservadores respecto a otros valores culturales? ¿Cómo pueden conservar una moral religiosa del S. XVIII? ¿Cuántos otros contrastes podemos hallar? En realidad la religión es precisamente la clave de todos ellos. Los primeros colonos eran puritanos británicos exiliados de Inglaterra, y que entendían la Biblia literalmente (cómo muchos siguen haciendo) cuando cita al pueblo elegido por Dios que huía del Faraón pagano en busca de la Tierra Prometida . Herman Melville dijo que América era como la nueva Israel adónde los justos acudían para encontrar su hogar. Y podemos comprobar esa fe cuando repiten "God bless America", o en el billete de dólar podemos leer "In God we trust", o cuando dicen "We, americans" olvidando a todas las otras naciones del doble continente. Los puritanos necesitan brujas, maniqueísmo que les lleva a la miopía de los buenos y los malos, o sea, nosotros y los demas. Por que en el fondo de su inconsciente colectivo se mantienen los tabús de los Padres de la Patria (blancos, anglosajones, protestantes), de los héroes que vencieron a todas las otras culturas y razas que estorbaban su expansión, de las armas y el valor personal para resolver situaciones, de "su" democracia que inspiró a otras y que defiende a al mundo "libre". Valores nuevos resultarían subversivos a su triunfalismo, son los "good guys", su arrogancia está basada en ser los mejores por que son los únicos que pueden serlo. Recordemos que la misma palabra "yanquees" derivo de las posteriores oleadas de emigrantes holandeses, cuyo nombre más común era Janke (Juan) y se les ridiculizaba con ese mote como advenedizos de aquel momento respecto a los primeros británicos que llegaron. La Historia del Mundo es "su" Historia, antes apenas había nada, y por disonancia cognitiva ignoran o rechazan un pasado del que no formaron parte. Ese pasado era miseria, peste negra, feudalismo, y ellos son el Nuevo Mundo. Estudian sus 200 años, sus presidentes y Estados de memoria y poco mas, no interesa el pasado remoto. De hecho su historia es tan corta que compensan el reducido número de héroes del pasado inventando héroes del futuro mediante los comics o el cine. Europa, vivió ese pasado y por eso conoce el auge y decadencia de los imperios, ellos no, todavía no.

 

PROTESTANTES Y CATÓLICOS (2) (Jun-2005)

La Iglesia Romana dice que toda persona es culpable de nacer con el pecado original y acabará en el infierno sino cumple los sacramentos. Los protestantes dicen que es perverso crear culpas que no existen y aprovecharse de ese temor de la gente para exigir devoción. Los católicos creen que las ofensas a otro se pueden solventar por la contrición del espíritu y la confesión. Los protestantes denuncian que la confesión es un salvoconducto para el pecado. Para estos la ofensa o favor materiales requieren una compensación material. La Salvación depende de las buenas obras, caridad y civismo. Los protestantes presumen de los impuestos que pagan, los latinos de lo que defraudan. Desde Lutero, que supo separar Iglesia de Estado en pro de los derechos civiles, han sustituido su dependencia de la Iglesia por la del Estado patrón. El germano dedica al trabajo igual ahínco que un integrista a sus oraciones. En los países católicos, en cambio, la preponderancia de la Iglesia sobre la sociedad se mantuvo apoyando a los estratos dirigentes y retrasó la creación de la clase media y la democracia ("Bienaventurados los pobres…"), lo cuál repercutió en el atraso tecnológico.
En el caso de Europa, para el protestante la riqueza representa esfuerzo, un latino lo atribuye a la suerte o las artes pardas. Para los puritanos no estaba mal ganar dinero pero sí presumir y vestían ropa negra. Para los católicos está mal codiciar dinero, pero no exhibirlo en lujos. Otra diferencia entre católicos-latinos y protestantes-anglosajones es que para un latino el civismo es una coacción a su independencia, es la obediencia gregaria contraria a su sentido de la libertad y a su creatividad. En el Sur las discusiones son para ganar la razón, no para encontrarla. Igual con el regateo, hay que superar al otro por masculinidad. El alemán es cívico-social por imposición, el francés e inglés por la razón, el latino no será sino por obligación.
En resumen, no debe sorprendernos que un estadounidense nos pregunte cuánto ganamos, creen que el sueldo indica mérito y esfuerzo, y no hay vanidad en ello. También "van al grano" en los negocios, consideran que nuestros rodeos son pérdida de tiempo. Los germanos quieren argumentos sólidos, realidades contrastadas y agenda clara, a los católicos nos parece demasiado utilitarista, como si nuestro "honor y blasones" de católicos viejos se ofendiera de un mercantilismo tan descarado (herencia católica para diferenciarnos de los llamados "usureros" judíos"). En todo caso, recordar: "A Dios lo que es de Dios y al César lo que es del César"

 

PROTESTANTES Y CATÓLICOS (1) (Jun-2005)

Siglos de influencia religiosa llegan a impregnar la mentalidad de cada pueblo, hasta el punto que podemos hablar de cultura "cristiana", "musulmana" etc., sin que signifique que la gente sea devota o practicante, sino que sigue un determinado criterio moral.
El caso de Latinoamérica es claro, tenemos una herencia católica que nos diferencia culturalmente de los otros occidentales, los protestantes anglosajones, hecho que nos condiciona mucho más de lo que creemos a la hora de relacionarnos con ellos.
Los cristianos tenemos en común la Biblia, que señala al "hombre como rey de la naturaleza", y de ahí nuestra voracidad por dominar recursos y disimular nuestros instintos animales, mientras que los asiáticos creen más en la armonía con el entorno y apenas tienen tabús con los instintos o con la misma muerte. Pero entre cristianos también hay muchas diferencias.
El Génesis explica que Dios condenó a Adán a "ganarse el pan con el sudor de la frente". Para un latino el trabajo es un castigo, mientras que para un protestante el trabajo es la vía para ganar el cielo. El protestante cree en el dinero como favor de Dios, trabaja y ahorra en público; el católico esconde la codicia como pecado ("El rico no irá al cielo, es más difícil que pasar un camello por el ojo de la aguja"). Los protestantes replican con la Parábola de los Talentos, según la cuál cada uno debe acrecentar la fortuna que le ha dado Dios. Los católicos consideran que los pobres heredarán el reino de Dios. Para los protestantes la Gracia de Dios se nota en los que han sido favorecidos con el bienestar material. Los protestantes respetan al rico, y por ende a las clases sociales y las jerarquías, por estar en gracia de Dios y saber mantener la «ética capitalista» que ya denunciaba Max Weber. Por eso los países protestantes se convirtieron en las grandes potencias desde el S.XIX, y las multinacionales provienen de esos países más que de los católicos, donde el dinero era pecado. El Norte es la eficacia protestante, el Sur es más agrícola y católico. Una consecuencia de la férrea organización nórdica es la represión de la espontaneidad, que explota en el “recreo”, y las pasiones humanas se desbordan en vacaciones o los fines de semana. En el Sur, por el contrario, la menor disciplina social implica menor desarrollo económico, pero hay menos suicidios y menor consumo de antidepresivos.

En el próximo boletín sacaremos más conclusiones, pero de momento se entiende que los países de origen protestante sean mas emprendedores y más directos para los negocios (como los yanquis), sin tapujos ni escrúpulos, mientras que los de origen católico necesitan una excusa inconsciente como "vencer al extranjero hereje", "amiguismo", "sentido del honor", "posición social", "combate de egos al regatear", etc.

 

COMO JUGAR A LOS CHINOS Y GANAR (IV)

“Hay tres cosas que nunca vuelven para atrás: la palabra dada, la bala tirada y la oportunidad perdida. " (Proverbio chino)

En un país que siempre tuvo una gran densidad demográfica, se crearon normas religiosas como el Confucianismo y tradiciones locales como el Bao-Gia, para que la población pudiera regirse sola, sin necesitar policía o juzgados en cada aldea.

Confucianismo: Hay un orden natural a seguir, con 5 normas:

El hijo obedece al padre, el joven al viejo, el hermano menor al mayor, la mujer al hombre, el criado al amo. Las combinaciones de estas 5 normas dan lugar a múltiples vínculos y jerarquías. Ejemplo: Un joven hereda el negocio del padre, y los viejos deben obedecerle por estatus, pero exigen respeto por edad. Si quien hereda es una hija, se complica más.

Bao-Gia: Surge en el S. XII, se dividía cada sociedad en grupos de 10, 100, 1000, 10000, etc., de acuerdo a familias, vecindades y distritos. Cada unidad tenia un líder responsable del grupo, y en caso de duda preguntaba al líder de su Bao-gia superior. Pero por honor debían resolverlo entre ellos. De igual manera el honor para un miembro se extendía a todo el grupo, provocando vigilancia entre ellos. Se mantiene aun la idea del honor del clan y de resolver problemas internos de forma familiar o con arreglos secretos entre clanes, y también ocurre cuando emigran, pensando que los extranjeros no tiene que saber de problemas privados. La familia es quien mejor conoce a cada uno para juzgarle. Esto explica su carácter cerrado y poco integrado con los extranjeros, y también para los negocios.

Armonía con la Naturaleza: En Asia se ha mantenido el culto a deidades naturales, todo lo instintivo se considera sagrado. Costumbres que parecen repugnantes en Occidente, como los eructos, ventosidades, expectorar etc., son naturales en muchos países. Hace pocas décadas, familias enteras se bañaban desnudas en comunidad, el cuerpo humano no tenía porqué esconderse. Consideran el sexo como algo sagrado e íntimo.

Ejemplo: Hay Hoteles que se quejan por la costumbre asiática de escupir en los ceniceros. En su país existen escupideras en los bares, no lo hacen en la calle como está ocurriendo en Europa. A ellos, por su parte, les parece repugnante que los europeos educados se guarden los mocos en el pañuelo del bolsillo.

 

COMO JUGAR A LOS CHINOS Y GANAR (III)

“Si no quieres que sospechen de ti, no te anudes el zapato en el campo de melones." (Proverbio chino)

Relaciones profesionales

- Los saludos se realizan con una leve inclinación de cabeza y hombros, diciendo “Ni jao” (How are you?), aunque cada vez es más admitido el apretón de manos (esperar que lo inicien ellos). La despedida es igual diciendo “Zae tien” (Good bye). No se estila el abrazo o los besos, ni entre mujeres.

- Respetar las jerarquías de edad y rango, que ellos indiquen lugar para sentarse y esperar turno de palabra.

- No hablar en primera persona (pedante) y no hablar de negocios al comer. No hay sobremesa, en general, se va a otra sala de trabajo.

- No interrumpir a alguien que está hablando, es un acto de muy mala educación, conviene esperar el turno.

- Los chinos no suelen utilizar un "no" o un "no lo sé"; más bien intentarán dar una respuesta positiva o al menos dubitativa.

- Al moverse no dar nunca la espalda a una persona, es una de las mayores muestras de descortesía.

- El primer nombre de la tarjeta es el apellido. Cuando se intercambian tarjetas de visita se deben coger con ambas manos y mostrar interés por la misma. No lanzar la tarjeta a la mesa o meterla en el bolsillo o tarjetero sin mirarla. Tampoco consideran educado guardar las tarjetas por debajo de la línea de la cintura (los bolsillos de los pantalones). No tapar nunca el nombre con el dedo, pues lo pueden considerar una ofensa (se atribuye a que el nombre impreso en la tarjeta es una representación física de su espíritu).

- No ir "directo al grano" ni tocar temas como la política. Antes de entrar en materia es normal intercambiar una serie de cuestiones sobre temas generales (si le gusta el país, está contento con su estancia, etc.).

 

COMO JUGAR A LOS CHINOS Y GANAR (II)

“ Cuando habla el dinero, la verdad calla.” (Proverbio chino)

Relaciones sociales

- Su civilización tiene 5000 años, son orgullosos respecto a los advenedizos europeos, nos ven como niños, y conviene respetar su discreta arrogancia al tratarlos.

- Las reglas de Confucio sobre el orden natural dominan todas las relaciones sociales, si bien en las ciudades se rompe el vínculo familiar y la nueva generación está muy occidentalizada.

- No se tocan entre ellos, excepto los familiares. Lo sustituyen por la sonrisa. Al saludarse no está bien visto darse besos ni abrazarse, pues no les gusta expresar sus sentimientos en público.

- Una invitación se debe rechazar inicialmente para aceptar finalmente. Las veladas terminan pronto pues son austeros.

- Mantener en todo momento una gran atención y consideración con las personas con las que estamos tratando. Evitar la mirada pertinaz.

- Es de mala educación mostrar emociones, pues significa debilidad y cargar a otro con problemas ajenos. Por eso sonríen tanto, para disimular la contrariedad. Si sonríen en exceso puede molestarles algo, y podrían saltar de golpe a un gran enojo.

 

COMO JUGAR A LOS CHINOS Y GANAR (I) (May-2005)

“ Si quieres saber cómo es el camino, pregunta a los que vuelven.” (Proverbio chino)

No sólo en la China sino en tantos países dónde encontraremos a familias chinas que emigraron y que ahora cuentan con varias generaciones pero siguen manteniendo sus tradiciones. En la mayoría de ex colonias asiáticas el conflicto es étnico porque los chinos seguían la estela de las fragatas británicas como las gaviotas a un barco palangrero, y siempre fueron mejor comerciantes que los nativos de cada país. Observando un mapamundi físico, vemos que la inmensidad de Asia contiene abundantes desiertos (Gobi, Xingjiang), altiplanicies heladas (Tíbet), regiones montañosas (Himalaya, China central, Indochina), y que la superficie habitable se limita al litoral, con la gran excepción de India. En el mapa se puede comprobar que China es mucho más grande que India, pero esta última tiene la demografía más repartida, mientras que en China solo tenían un 11% de tierra para cultivar, dónde llegó a concentrarse el 90% de la población campesina.- Se afronta el problema del progresivo desempleo rural con 150 millones de personas como excedente laboral de campesinos que emigran a las urbes. En poco más de 10 años se pasó de un 90% a un 50% de población agrícola.

- En el 2003 se vendieron 10 millones de coches privados, 230 millones de teléfonos móviles y existían 70 millones de usuarios de Internet.

- La mayoría de la población envejece y no se sabe si la mano de obra joven podrá sustentarles.

- Rivalidad entre la China desarrollada del litoral (urbana) y campesina del interior. Al evolucionar a un capitalismo, existe tensión social entre los tradicionalistas y los nuevos ricos.

 

GALICIA, BRETAÑA, IRLANDA: AIRES DE FAMILIA (Abr-2005)

Son naciones de raigambre tan antigua como su pasado celta:
- Han sido dominadas por las potencias vecinas, tienen pocas ínfulas históricas, menos grandezas que contar y de ello deriva cierto sentimiento de inferioridad que disimulan en su interior con un sentido nacionalista muy íntimo.
- Emigrantes natos, mantienen su vinculación originaria durante generaciones en el nuevo país de residencia. "Morriña" asegurada, trabajan para volver sabiendo que no será así, como el pueblo hebreo durante siglos.
- El mar ha dominado su vida, es la actividad económica inmediata, con el riesgo que supone, la incertidumbre de la vida y la muerte. La pesca determina el matriarcado, la mujer guarda la casa, los hijos, dirige el comercio de los frutos de la mar o de la pequeña granja familiar o del pequeño contrabando doméstico que necesiten para sobrevivir.
- Este nacionalismo callado y potente, y esa sabiduría frente a la vida dura, es lo que en Galicia llaman "sorna", lentitud e ironía contra el destino.
- Sus idiomas y culturas son parecidos (gaélico, gaita, ritos celtas), y sin embargo se aferran a ellos como si fueran únicos, no mantienen un gran celo por preservar en común lo que tienen en común. Ni entre ellos ni con nadie más.
- Algunas de estas características también pueden aplicarse al Norte de Escocia, a Islandia y Norte de Portugal.
¿Y de que nos sirve esta reflexión? Cuando nos relacionemos con ellos, en su país de origen o de destino, encontraremos gente cálida y amigable, pero no pretendamos entrar en confianza demasiado rápido porque ellos conocen a los suyos, no hablemos demasiado de nuestro país o nación porque querrán evitar comparaciones con su nacionalismo e interiormente se cerrarán para esconder una herida abierta, evitemos preguntas muy directas o nos harán recordar el tópico: "…nunca sabes si suben o bajan las escaleras".

 

REINO UNIDO Y JAPÓN: SEMEJANZAS INESPERADAS (Mar-2005)

Ambos países son isleños, siempre alerta contra la invasión continental, el mismo continente que en sendos casos les nutrió de personas, idioma y cultura, pero del que se aprestan a defender los valores propios de sus naciones. Quizás la identidad inglesa tiene un algo común con Japón. Ambos países saben separar vida pública y privada, o el dinero de la religión. En un libro de Kazuo Ishiguro, "Cuando éramos huérfanos", aparece esta azarosa similitud entre Reino Unido y Japón. El autor explicaba: «-La buena educación es común entre británicos y japoneses. Adoran la etiqueta y hacen de los buenos modales el motor de la conducta social. No es represión, creemos que la buena educación es poner al otro en el centro de tu conducta, el 'Piense en los demás'. Comportarse de forma que los demás se sientan como prioridad. En la conversación lo importante no es soltarle tu rollo al otro sino saber decir lo justo para que se sientan bien a tu lado. Es tanto o más importante que la religión, es otra forma de religión.» Ambos evitan el personalismo, emplean una máscara para disimular las emociones, no les parece bien hablar de sí mismos; en vez de categorizar con "sí" o "no" emplean paliativos (maybe, I think so, I fell it is, I keep on believing, presume, assume, guess, suposse, etc). Este respeto a los demás es lo que en japonés se llama "wa", armonía interior, y que conocemos como la flema de los británicos. Los japoneses creen que Occidente no tiene "wa", les parece agobiante el europeo o americano dicharachero, como una música sin silencios. La excepción son los británicos. (evitan exteriorizar sentimientos para no cargar al otro). Para muchos británicos: «Los valores de este país son los victorianos, de cuando conseguimos su grandeza». Los japoneses piensan algo parecido, pero con el trauma de la guerra, la primera derrota de toda su Historia, y que supone una grave fractura generacional. Por que, en ambos casos, sin embargo, esta mentalidad tradicional, arraigada en su interior, pierde fuerza en el exterior debido a la influencia multimedia que reciben los jóvenes. Pero no nos equivoquemos, son países de gloria milenaria, y ese fondo interior no cambia en medio siglo. Si queremos tratar con ellos, respetemos ese protocolo lento, estudiado, esa "flema" o parsimonia, por que nos será más útil que el propio idioma.

 

GLOBALIZACION Y MORAL (Feb-2005)

Se habla a veces de la inmoralidad de ciertas costumbres asiáticas, cuando sería más correcto decir "amoralidad". Allí nunca existió lo de "amar al prójimo" (que tanta doble agenda nos procura a los cristianos) sino la dignidad personal y la lealtad a la familia, clan o empresa, nada más. Respecto al extranjero, la guerra, sin tapujos ni hipocresías ni escrúpulos. Como ejemplo cabe recordar que "maquiavélico" es un término peyorativo, siniestro y "inmoral" para nosotros, mientras que el equivalente que ellos tienen, Sun-Tzu (El arte de la guerra) es encomiado como obra maestra.

Tal como están los tiempos, con nuestro flanco Este rebosando de gigantes económicos lanzados a conquistar Europa, y nuestro Oeste con unos EE.UU. que rezan con el mazo dando (ellos dicen: "para practicar la democracia primero hay que defenderla"), deberíamos revisar nuestra escala de valores y entender que nuestro inconsciente colectivo impregnado de la abnegación católica o la reciprocidad calvinista ("hoy por ti, mañana por mi") nos puede jugar malas pasadas frente a unos competidores que entienden el comercio como una variante de las artes marciales. Cabe recordar que Grecia, la cuna de Artes y Ciencias, se durmió en sus laureles y luchas intestinas hasta que Roma ("valor y querer bastan para vencer") tomó el relevo mediante la astucia, la picardía y la fuerza. Que nadie se engañe, chinos, japoneses e indios llevan milenios con su cultura de clan y de castas, difícilmente entienden lo de negociación "cooperativa", "colaboración", "yo gano, tú ganas", a menos que se vean forzados, como hasta ahora, -sólo hasta ahora-, y lo suyo son las técnicas competitivas, aunque disfrazadas de una perenne sonrisa y un exquisito protocolo. Recordemos que para ellos la buena educación se muestra evitando mostrar los sentimientos (autocontrol emocional, máscara risueña), a la vez que mantienen un triple diálogo interno respecto a sus parcelas de interés (personal, familiar, de empresa). Es una lástima pero debemos también aprender a controlar nuestra natural espontaneidad latina, la tentación de buscar el amiguismo para el comercio, porque ellos sonreirán pero es improbable que lleguemos a ser amigos (tal como lo entendemos según nuestra moral).

 

TRATO CON OTRAS CULTURAS (Feb-2005)

Entre otros muchos aspectos que nos diferencian, podríamos establecer un parámetro respecto a la disposición de cada persona para la negociación: “Cerebral” o “Cuerpo a cuerpo”.
- La cerebral busca un trato donde la razón y el cálculo predominen sobre la relación personal. Es propia de los nórdicos (Tanto Escandinavia y Alemania, como en Japón o Canadá). En pro de la eficacia, evitan los aspectos personales que puedan desvirtuar un puro trueque comercial.
- “Cuerpo a cuerpo” indica que que la negociación incluye un intercambio emocional (competitivo o cooperativo), se busca el trato mas personal. Es propia de países meridionales (Igual en Grecia y Mediterráneo, que Sudeste Asiático o Caribe).

Un politólogo actual afirmó que se puede dividir a los países según su afinidad con Marte (acción directa, calculadores, fríos, utilitarios, orientados a objetivos) o con Venus (intuitivos, sensuales, emocionales, orientación al personalismo). Esta diferenciación resulta muy importante por los conflictos que surgen cuando dos personas de distinta orientación no saben entender la mentalidad y comunicación del otro. Los primeros rehuyen los intentos de simpatizar del otro (dependencia amor-odio) en pro de su concepto de eficiencia profesional, y para los segundos resulta chocante el freno emotivo con que el otro les impide crear un buen “clima” de negociación. Por ejemplo, el nórdico puro intenta resolver los tratos comerciales en el ambiente de oficina o telemáticamente, mientras que el meridional esperara la ocasión de una comida, cena o fiesta “off the record” para emplear sus armas (expresividad, gestualidad, verborrea, hedonismo) y personalizar el trato, a la vez que evitar normas y disciplina. Nadie podría afirmar que un extremo u otro sea mejor o peor, sólo son aspectos culturales, pero es necesario entender el punto de vista ajeno para favorecer la “empatia” y encontrar la mejor vía de entendimiento. Por otra parte, los españoles debemos entender que el modelo hegemónico cultural en la actualidad es el occidental, y las otras culturas se avienen a hablar en inglés y vestir como Occidente, lo cuál nos supone una ventaja, pero recordemos que el modelo preferente es anglosajón, es decir, más nórdico que meridional, y por tanto, es conveniente muchas veces moderar la negociación “latina”, que en otras culturas que evitan el amiguismo o la aproximación personal (Japón, China, USA) puede parecer excesivamente “cuerpo a cuerpo”. Por cierto, que la mayoría de empresas organizan su Departamento Export por zonas geográficas en lugar de afinidades culturales. Es decir, está comprobado que un anglosajón y un japonés se asemejan en la forma de mantener una relación comercial, y que es diametralmente opuesta a un mediterráneo o un asiático insular. ¿No sería mejor adjudicar territorios a los Area Manager según perfil humano para una negociación “cerebral” o “personal”?

RIGIDEZ GERMANA (Ene-2005)

Si alguien telefonéa a una empresa alemana es probable que reciba una contestación escueta y rápida, con voz firme y tono seco, algo así: "-Firma Bremen! Hier Braun! Guten Tag!"
Quien no tenga costumbre puede pensar que al otro lado hay una persona enfadada, y si tuviera un videófono comprobaría que el interlocutor pone cara de pocos amigos. Esa confusión ha creado no pocos problemas a los germanos. Quieren demostrar eficacia, y en tres palabras, te han confirmado que el número es correcto, se presentan, te saludan, y te ahorran todo el interrogatorio posterior al «¡Dígame...!». Es su concepto de cortesía, de no hacerte perder tiempo, de separar el trabajo y la frivolidad de las sonrisas que reservan para el ocio. Pero crea problemas. En Inglaterra trabajé con una veterinaria alemana, y un día solicitó un voluntario para ayudarla en unas visitas de inspección: "-¡¡Quiero un examen del 99% de animales, mañana al mediodía!!

Habló con un tono serio que parecía una orden y no consiguió colaboración. El alemán se expresa con cara de médico para demostrar respeto y eficacia al otro. No se dan cuenta, y cuánto más formal y educado quiere ser el germano, más grosero parece. Bueno, a ellos también les parece una frivolidad nuestros largos prolegómenos antes de ir al grano. La globalización necesitará buena voluntad de cada uno.

 

RELATIVIDAD Y CULTURAS (Ene-2005)

Un embajador inglés del siglo XIX quiso asistir a un funeral chino. Un anciano le acompañó a un cementerio, a dónde los familiares traían cuencos de arroz, pollo y frutas para obsequiar a sus seres queridos. El embajador preguntó:

-¿A qué hora se levantan sus muertos para comerse los regalos?

- A la misma hora que los de ustedes se levantan para oler las flores -respondió el anciano chino.

Otras culturas nos pueden sorprender por sus diferencias, pero sería un error subestimarlas. Una foca nos puede resultar un animal simpático a los europeos, pero tiene el mismo valor que nuestra ternera para los esquimales. Para llegar a conocer las distintas actitudes de las personas según su nacionalidad, es necesario entender bien cómo se conforma su escala de valores y el porqué. Una vez determinados estos conceptos resulta más fácil “etiquetar” las nacionalidades según la importancia que den o no a unos valores. Con cada país/persona es importante detectar las costumbres y diferencias que se siguen manteniendo. Para poder hablar de países conviene olvidar nuestro etnocentrismo y evitar evaluaciones con el baremo subjetivo de nuestro terruño. Y para ejemplo, he aquí un sencillo test-reflexón sobre relatividad y etnocentrismo:
-¿Cuántas ciudades hay en el mundo con el mismo nombre de Toledo?
- ¿Cuántos países tienen sus divisas con el mismo nombre de dólar?
- ¿Cuántos Montes Alpes existen en el mundo?

 

MILLAS Y KILÓMETROS (Mar-2003)

Un colega llegó hace poco de Escocia, y estaba molesto por las diferencias que encontraba en la convivencia diaria. "¡Es un lío contar en millas y no en kilómetros, haría falta llevar una tabla de conversión!”. "Pues ahora lo tenemos fácil, hombre. Si una milla son 1650 metros, acuérdate que un euro son 166 pts y es casi lo mismo: 60 euros son 10.000 pts y 60 millas son 100 kms, es cuestión de quitar dos ceros". Me decía que también es un problema conducir por la izquierda. ¡Pues no, no! En Escocia y en otros 30 países del mundo más el problema sería empeñarse en conducir por la derecha. ¡Ojalá que todos lo problemas del mundo se redujeran a éstos. Mayor problema puede ser conseguir que los británicos lleguen a aceptar el euro. Cuando en Europa lo celebrábamos en el 2002, unos ingleses me dijeron no entender que pudiéramos prescindir de nuestras monedas nacionales, era como una pérdida de identidad. “Porqué es tan importante para ustedes” pregunté. “Bueno, no importa que se llame euro, pero al menos ¡que sigan llevando la imagen de la Reina! Por cierto, que lo de la “Armada Invencible” no se lo inventaron ellos para burlarse de nosotros, sino los mismos españoles de la época, que originalmente la llamaron la “Felicísima Armada".

 

FEMINISMO EN IRÁN (Nov-2002)

En el “The Independent” de 13-Ago-2001, la periodista inglesa Jackie Ballard se preguntaba: «¿Tienen más libertad las mujeres iraníes o las británicas?». El argumento empleado es que ella siempre se había sentido obligada a vestir según la moda del momento, cuestionando las formas de busto, talle y caderas, obligando a las mujeres a recurrir a la cirugía plástica y padecer episodios de anorexia o bulimia. En Irán por el contrario, ella misma enfundada en túnicas talares y la cabeza cubierta, se pudo sentir mucho más cómoda, pues era tratada según lo que hablaba y demostraba conocer, no padecía las miradas de aprobación o rechazo según su cuerpo correspondiera al modelo estético reinante, no se sentía objeto ni sufría la vergüenza del constante acoso de anuncios, revistas y vallas repletas de semidesnudez femenina como presunta liberación sexual. Una vez analizada la diferencia con objetividad, la cuestión planteada es cómo encontrar un término medio entre imposiciones de moda o de religión, y la real libertad o conveniencia para la mujer. Quizá deberíamos fijarnos en modelos asiáticos como el sari de la India o los kimonos de China y Japón, con los que las mujeres realzan su feminidad sin tener que exhibirse, “como escaparates” que me decían en Jordania. Que nuestro etnocentrismo no nos prive de la objetividad y del recíproco respecto.

 

MULTICULTURALIDAD Y COMUNICACIÓN (Oct-.2002)

Un empresario quiso embellecer el parking de la entrada de la fábrica y encargó a un colaborador que fuera a comprar un árbol. El empleado regresó con un pino, y el jefe se quejó: “¡Yo quería un olivo! “ Este caso real es un ejemplo simple pero muy gráfico, y si a la falta de detalles al dar instrucciones, añadimos la diferencia entre los idiomas y las diversas culturas, podemos imaginar las dificultades para evitar equívocos en la comunicación. Los esquimales se besan frotándose la nariz, y nuestro equivalente occidental les parece exótico, de igual forma que en el Tibet se saludan mostrando la lengua, lo cuál parece reprobable en Occidente. En Europa es normal estrechar la mano, besarse la mejilla, abrazarse, tocarnos el hombro o incluso la cabeza de un niño. En muchos otros países el contacto físico está mal considerado, besar a una mujer que no sea pariente es impensable, tocar la cabeza a alguien es “violar” su esfera sagrada. En países de influencia calvinista, el tiempo equivale a dinero y no es correcto empezar una cita de negocios con muchos prolegómenos, mientras que en otros países está mal considerado “ir directo al grano”. Esas citas de negocios pueden celebrarse compartiendo un almuerzo o cena, lo cuál también es de mala educación para culturas que muestran disgusto por mezclar la comida con el trabajo. A los anglosajones les disgusta que un latino tome un vino o cerveza a mediodía, pues consideran que todavía no ha terminado la jornada laboral, de igual forma que a nosotros nos puede disgustar que a partir de media tarde se permitan emborracharse. Hay cientos de ejemplos, tantos como países o más. A pesar de la influencia occidental en los medios de comunicación de todo el mundo, hay tradiciones que se mantienen y se deben conocer para que exista una fluidez de diálogo y una comunicación eficiente.

 

SALUDO JAPONÉS (Sep. 2002)

Ligera inclinación de cabeza y tronco, y formalmente se acepta el apretón de manos. Ante la duda de saludar primero con la cabeza o con la mano, dependerá de si estás en su país o en el tuyo, y es el anfitrión quién decide cómo empezar. En caso de un aeropuerto o país neutral es aconsejable dejar al de mayor edad o rango que inicie el protocolo como le parezca. Si existe gran diferencia de jerarquía o edad el joven debe inclinar la cabeza un poquito más que el senior, pero sin exageración ni servilismo. Es mejor que empiecen ellos, una vez me sentí humillado cuando yo inicié el saludo con una mínima flexión de cabeza y, para mi desconcierto, mi interlocutor -de más edad, mayor rango profesional y mayor fortuna personal- me devolvió una reverencia completa de cabeza y cintura, una sucinta pero completa clase de modales.
Al igual que muchos orientales, estrechar la mano les resulta exótico aunque ya estén acostumbrados, porque en su tradición el contacto físico se limita a la lucha, la medicina o el sexo. Por tanto aprecian mucho la deferencia de un saludo correcto tal y como ellos lo entienden. Y ahí debe terminar esa atención a la jerarquía, pues si no la conoces bien pueden aprovechar su sistema protocolario como una arma para sacar ventaja al negociar.


11-SEPTIEMBRE, AÑO 0 (Mar-2002)

Según un relato hindú en un pueblo vivían un avaro y un envidioso que se odiaban. El rey quiso apaciguarlos y les dijo: «Daré lo que quiera al primero que me lo pida, con la condición que daré el doble al otro. El envidioso no se decidía por despecho a lo que su vecino ganaría, y el avaro tampoco pedía primero por que lo quería todo para él. Al final el envidioso le dijo al rey: Quiero que me saquéis un ojo.» Los occidentales ven a los países en desarrollo como envidiosos, y ellos a su vez nos ven como avaros acaparando todos los recursos. El final del cuento no está muy lejano de evocar los hechos del 11-S, o de comprender porqué algunos musulmanes consideran a Bin Laden como un Robin Hood oriental. Tan fundamentalistas son los talibanes como los cowboys. La Historia demuestra que la guerra forma parte de los paisajes humanos, cuando toda civilización aprende que los recursos son limitados y que el ataque es la mejor defensa, si vis pacem, para bellum. Hasta hoy. De guerras dóricas, púnicas, religiosas, coloniales y de bloques, hemos llegado al S.XXI manteniendo el conflicto entre ricos y pobres, lo cual es consustancial de la especie humana y la causa principal de la guerra.
Según la cosmogonía de los Vedas hindis, hay tres deidades: Shiva el destructor, Brahma el creador y Vihsnú el conservador. Estos tres dioses representan el conflicto que se sucede tanto entre civilizaciones como entre generaciones. Cada una intenta encontrar su lugar en el mundo destruyendo el orden establecido. Una vez logra asentarse se vuelve creativa de sus propias ideas, las cuáles acaba defendiendo a ultranza ante las nuevas tendencias de sus sucesores. Ésta puede ser la historia de una familia y también la del mundo, porque a los países les ocurre igual que a las personas, la «Edad de Oro» es el preludio del fin. Sin embargo, desde finales del S.XIX el tiempo corre tan deprisa que cada país tiene una época mas corta de gloria, y las ideas o civilizaciones se están solapando sin tiempo a madurar, hasta llegar a la paradoja en que las distintas ideas que pugnan por dominar ya no poseen un territorio o dominio propios sino que comparten todos los escenarios. Es decir que estamos obligados a entendernos para evitar que la saga de las naciones tenga un final escatológico en el sentido griego del término.
Según la Química, la mayor dispersión de dos elementos facilita que reaccionen entre si. Imaginemos dos sustancias sólidas en sendos recipientes comunicados por una llave de paso. Al abrir esa llave no reaccionarán entre sí hasta que aumentemos la temperatura y puedan pasar a estado líquido, con lo cuál los vapores sí podrían empezar a contactar, y un posterior aumento de presión terminaría por volatilizar cada sustancia, terminando por reaccionar. Estos recipientes son todos los países del mundo que están contactando por los medios de comunicación, con una temperatura en aumento que es el choque de culturas, y una presión creciente que son las necesidades económicas. La reacción es ya inevitable. Las partículas de ambos gases podrían repartirse entre todos los recipientes según un número muy elevado de combinaciones. Los físicos afirman que la presentación de un sistema ordenado es la más improbable frente al sinnúmero de combinaciones posibles, porque los sistemas evolucionan con tendencia a obtener el mayor desorden. Este grado de desorden se llama Entropía, y según las leyes de la Termodinámica la entropía del Universo subvierte el orden hacia el caos, porque hay mas procesos de disipación de energía que de solidificación. Sólo la congelación y vuelta al estado sólido permite estabilidad. Y así ocurre en la Historia, tras un periodo de revoluciones y decadencia, se pasa a una época oscura e inmovilista para luego volver a empezar.
Según la Revolución Francesa, la solución para la sociedad humana está en "Igualdad, Libertad, Fraternidad" = Paz social. Esta ecuación no es exacta porque sólo puede haber paz entre iguales, y la misma naturaleza o Genética no apoyan esa igualdad. La derecha quiere la libertad mediante el orden, la izquierda el orden mediante la libertad. Aún cuando fuera posible, la condición humana incluye la ambición por apropiarse de lo ajeno según las leyes que en cada época tenga el juego. Ya se intentó reeducar a la gente con técnicas bolcheviques y maoístas, que no tuvieron éxito. La única igualdad posible es la de oportunidades, aunque lamentablemente no genere una igualdad de resultados. La paz mundial es una quimera, sólo podemos pretender mitigar la injusticia y maquillarla para que la mayoría no caiga en la desesperación o la guerra.
Y según la Historia, en China solucionaban los problemas revolucionarios mediante el "orden natural", en India tenían sus castas y el karma, las democracias helénicas tenían patricios, plebeyos y esclavos. Los romanos arrasaban civilizaciones, luego construían carreteras y escuelas, e integraban a los vencidos en su sistema. Este sistema de la pax romana exigía impuestos y materias primas para la capital, y los mendrugos que repartía a sus aliados de frontera terminaron por ser un insulto a los interfectos. La Caída del Imperio Romano empezó con el reclutamiento de mercenarios extranjeros para sustituir a los legionarios vencidos por los honores y la pereza, y con las declaraciones de Marco Aurelio concediendo la ciudadanía a todos los desfavorecidos de la periferia imperial para evitar mas guerras. Los dominados pasaron a ser dominantes, la ambición individual pudo más que el orden colectivo y el Imperio se desmembró. Hoy en día el modelo cristiano occidental es el presunto vencedor, si bien no tiene solución ante sus contradicciones, todos somos iguales a los ojos de Dios pero el reparto de recursos dista de ser equitativo y fraternal. La pax americana se enfrenta al mismo dilema que los romanos, lo cuál no es extraño observando lo mucho que se asemeja la evolución de ambas civilizaciones.
La Edad Moderna fomentó su propia entropía con el colonialismo, los países dominantes impusieron a sus "protegidos" la producción barata de materias primas y les hacían consumir los productos elaborados con valor añadido. Hubo cierto cambio escénico cuando después de la II Guerra Mundial se inició una descolonización escalonada —y descafeinada. A renglón seguido, Occidente afrontó la guerra fría como una contienda de bloques, en que la producción de cada país tenía valor estratégico, e impuso o depuso a los líderes que convenían para la refriega económica. Tanto los asesores militares como el préstamo tecnológico derivaron en la conocida deuda externa. En la década de los 70 se obligó a muchos gobernantes del Tercer Mundo para aceptar planes Marshall y grandes préstamos para sus países, de modo que más adelante éstos se viesen obligados a entregar sus materias primas como pago de los progresivos intereses, y tuviesen que canjear parte de sus deudas por medios de producción y propiedades en el país. El tipo de producción que se exige a las naciones dominadas les impide desarrollar la economía que les conviene.
El problema ecológico actual entre humanos es similar a lo que ocurriría en la jungla si los animales herbívoros se convirtieran en carnívoros. Porque se pretendió occidentalizar Asia y África como clientes, invitándoles a un consumismo que no necesitaban y se han convertido en competidores por el mismo nicho trófico. El desenlace previsible es como el de los lobos frente al invierno helado, acaban comiéndose unos a otros, y hay miedo. Con los precedentes históricos que tenemos desde Caín y Abel, ¿quién se fía de que «No hay que morder la mano que te da de comer»? Hablando claro, ¿qué lobo le prestaría los dientes a otro lobo sabiendo que se podría volver contra él? «El hombre es el lobo del hombre», «Cría cuervos y te comerán los ojos».
Si la Ecología Social depende de la Economía quizás deberíamos crear un nuevo término: ¿Ecolnomía?, ¿Ecolnomics? Porque entre países y bloques, la voracidad es financiera. Nacionalidad y etnia son una lotería mal repartida al nacer, es lógico que haya quejas, el quid estriba en la econo-mía y la econo-tuya. Occidente ha ido pasando de la sociedad esclavista y de vasallos, a la lucha de clases y proletarios hasta la paz de la democracia urbanita. El problema es que hay muchos países que se mantienen en estadios anteriores, y en la Era de la Información ya nadie se conforma con quedarse atrás. Si en la UE se arregló una Europa con 2 y 3 velocidades para que todos puedan pillar el tren, lo mismo habrá que aplicar al resto del mundo. Porque la democracia es un invento burgués para que las revoluciones civiles no perjudicaran la necesaria paz social que pide el progreso económico. Actualmente la lucha entre minoría rica y mayoría pobre se extiende a una contienda entre hemisferios, y el peligro consiste en que los modelos de Revolución, Francesa o Rusa, se hagan realidad de nuevo, de ello son síntoma muchos conatos terroristas. De hecho, el estado del bienestar ha conseguido aplacar la lucha de clases en Occidente. En el mundo global, o jugamos todos o se rompe la baraja.
Sin ir mas lejos, en España podemos recordar cuando en los años 50-60 se veían correr trenes del Sur hacia el Norte, cargados de gente vestida de luto y mirada vacía, —como tantos otros que vemos llegar ahora—, y sus hijos son ahora universitarios con 2-3 idiomas. ¡Tampoco los hijos de los emigrantes actuales querrán ser peones o barrenderos como sus padres! La mano de obra barata actual es pan para hoy y hambre para mañana, pues cuando todos los desahuciados sociales del mundo deserticen sus patrias de origen, habrá que pensar como aprovechar tanto espacio yermo que tuvieron que abandonar. Tan sólo China e India representan casi un 50% de la población mundial. Si el genoma del arroz no prospera pronto, ¡o les ayudamos o convertirán Occidente en un hormiguero apretado y hambriento! Por alarmista que parezca, estamos en guerra, y quién lo dude que se fije en los informativos. Ya hace años se citaba la necesidad de crear fondos de cohesión para el crecimiento de estos países y para evitar que sus problemas pasaran a ser los nuestros. En una generación el mundo doblará su población, que se repartirá por todas las zonas habitables. Para afrontar ese problema que tantas veces hemos oído como lejano, nos quedan 20 años escasos.
Los datos de 1999 señalaban: El 20% de la población que vive en los países más ricos supone el 86% del consumo privado total, contra apenas el 1,3% para el 20% que vive en los países más pobres. Las 3 mayores fortunas personales del mundo sobrepasan el Producto Interior Bruto de los 48 países más pobres. Cubrir las necesidades esenciales del Tercer Mundo (comida, agua potable, sanidad, educación) costaría unos 40.000 millones de dólares/ año, lo cual representa apenas el 4% de la riqueza de las 225 mayores fortunas mundiales. Los individuos incapaces de satisfacer sus necesidades básicas de agua y comida, son casi la mitad de la humanidad. El precio de un paquete de tabaco en Londres costearía una comida de lujo a una familia bengalí. A la mayoría nos importa más un dolor de cabeza que un terremoto en Asia, es natural. ¡?Don´t worry, ? be happy ? !
A Federico Mayor Zaragoza le preguntaron en La Vanguardia acerca de los 3.000 muertos de las Torres Gemelas. Su respuesta fue explicar con delicadeza que «la UNESCO hace años que informa de que cada día mueren de hambre mas de 30.000 personas en el mundo» —por decisiones económicas tomadas en el World Trade Center. ¿Cuál es el baremo objetivo para hablar de buenos y malos? A los países pobres apenas llegan alimentos, pero sí la publicidad de los lujos de consumo. Es normal que se rebelen, y más que lo harían si pudieran. Pero que nadie se rasgue las vestiduras, quien pretenda justicia con el Tercer Mundo que piense si cedería la mitad de lo que tiene a una ONG, o le da limosna al pobre de su esquina. Se apadrina a un niño sudamericano o mozambiqueño, pero se le rechaza cuando viene aquí. Se envían ayudas a los albanos y kosovares, cuando los serbios los maltratan por ser como gitanos. ¿Quién ayudará a un gitanillo autóctono? ¿No se integran o no les dejamos? Dicen los chinos: «Antes de emprender la tarea de cambiar el mundo, date tres vueltas por tu casa».
Los occidentales nos creemos privilegiados, pero no soportaríamos vernos forzados a enfrentar una vida sin comodidades. Otro ejemplo: mas del 50% del país de Liberia pertenece a industrias que tienen la concesión del caucho desde 1923, y al igual que otros muchos países, su población pasa hambre porque no cultivan cereales para comer, si no cacao, café, azúcar, maderas, palmiste, etc. para pagar la deuda "eterna". Para solucionar su hambre y cambiar sus cosechas, los neumáticos, el chocolate o el café subirían mucho de precio en Occidente. ¿Lo permitirían los occidentales? Ya ocurrió en 1973 cuando los árabes se dieron cuenta del fortunón que tenían con su oro negro. ¿Qué ocurriría si los países productores de caucho, yute, etc. dijeran a motoristas y ciclistas que el precio de los neumáticos y tapicerías se iba a cuadruplicar? La vida sigue, y los tiempos actuales acuñan lo último en ingeniería de producción, que consiste en transferir las industrias más contaminantes a los países subdesarrollados, donde contarán además con mano de obra muy barata. La mitad del mundo es una Smokey Mountain, fumadores pasivos del modelo occidental.
También podemos verlo como un problema de Ecología Social. Como veterinario de ganadería, mi deformación profesional consiste en comprobar lo parecido que es el comportamiento de las colectividades animales y humanas. En Biológicas estudié que la Ecología es el equilibrio natural según el cuál las especies se devoran unas a otras. La Ecología humana como especie es la "natural" competencia a vida o muerte por la supervivencia. Desde Occidente se les transmite la gran contradicción de predicar los Derechos Humanos y la igualdad entre los hombres, cuando la mayoría de los que defienden esta Justicia Social se aprovechan de las materias primas baratas que se obtienen de estos países, y no sabrían sobrevivir sin ese sistema. ¿Qué líder actual podría recabar apoyo popular reivindicando el retorno al ascetismo de Gandhi o de la economía agrícola del S.XVIII como los mormones de Utah? En el capítulo «Cocina de bruja», Goethe nos cuenta cómo Fausto le pide a Mefistófeles un remedio para curar su salud. Al ver y oler la desagradable pócima que le prepara, Fausto le pregunta si no hay otra solución mejor. El diablo responde: «¡Sal al campo y ponte a cavar, mantente a ti y tu pensamiento en la modestia, aliméntate sin lujos, vive junto al rebaño y no te importe abonar el campo como un animal mas! Créeme, ese es el modo de conservar la salud». Fausto, taciturno, responde: «Hace tiempo que perdí la costumbre de vivir así, ya no sabría soportar estrecheces». «Por eso necesitas la pócima», respondió el diablo. Nuestra civilización sigue confiando que siempre se descubrirá algún nuevo invento para solucionar los problemas, y seguimos dispuestos a engullir toda pócima por desagradable que sea, o por muy mermada que esté ya la botica.
Según algunos expertos, la perspectiva en ciernes es que la igualdad entre países y regiones se vislumbrará este mismo siglo mediante la progresiva creación de una sociedad de clases planetaria. Además de una clase alta mundial, —la élite social y económica de nuevos ricos de cada país—, y otra clase baja inevitable como siempre, habrá una mayoritaria clase media, la nueva clase media "global", que estaría formada a su vez por 2 tipos de población. Una gran parte provendría de las gentes del Tercer Mundo con una renta per cápita relativamente enriquecida por el desarrollo neoliberal en su país, —en comparación a su nivel de miseria actual. Y la otra parte sería la clase media occidental que por el contrario acabaría empobrecida respecto a su status anterior, por no poder competir con la oferta laboral o productiva de los países en desarrollo, ni tampoco podría mantener su nivel adquisitivo ante el alza de precios consecuente al crecimiento económico del Tercer Mundo. Ese shock producido por el "equilibrio" en la mundialización, es el que intentan evitar los gobiernos occidentales para postergar las consiguientes algaradas civiles, probablemente mas graves que en Mayo del 68. Creo que sólo se puede postergar, y por poco tiempo, ya que la otra alternativa sería la guerra abierta entre Norte y Sur, y las armas del primero no pueden hacer frente a la bomba demográfica del segundo.
Volvamos al enfoque humanista. Al igual que el arte, cada tipo de gobierno define un país y una época. En la Era de las Democracias, la mayoría comulga con los dictámenes de sus dirigentes, los cuales a su vez deben obedecer las directrices de la economía. Ante el descomunal lío que tenemos en el mapamundi, el mal llamado sentido común aconseja esconder la cabeza bajo el ala, a pesar de que la información y oportunidades están al alcance de todos. Si al S.XXI ya lo llaman la Era del Reciclaje, porque hará falta un continuo aprendizaje para entender los constantes cambios de paradigma, ¿se mantendrá la costumbre de delegar responsabilidades a otros? ¿«¡Que inventen ellos!»? En la Democracia el pueblo es el poder soberano. ¿O no? La democracia es la dictadura de una minoría elegida por una mayoría. Esta oligocracia es la que nos hace pobres a todos. Pobres de espíritu creo yo, por que todo los conflictos resultan de la inteligencia organizada de unos pocos que se comportan como sodomitas de sus electores. Como decía Discépolo en Cambalache, su lamento en forma de tango: «Hoy resulta que es lo mismo, ser derecho que traidor, ignorante, sabio, chorro, generoso o estafador, todo es igual nadie es mejor, lo mismo un burro que un gran profesor, no hay aplazaos ni escalafón, los inmorales nos han igualao...» Como ha sido siempre, y será...?
En el S.II a.C. el grecorromano Polibio se adelantaba 22 siglos a La rebelión de las masas de Ortega, y estudiando la decadencia de persas y macedonios escribía: «No es por azar que los antiguos inventaron dioses e infiernos. Creo que lo han hecho pensando en las gentes, porque la masa es versátil, llena de pasiones ciegas y de coraje violento. La única solución posible es contenerla con el miedo de cosas desconocidas y con ficciones de este tipo. Los de ahora cometen una temeridad irracional cuando pretenden suprimir estos elementos». Y de aquellos polvos estos lodos. Con la tecnocracia ateísta hemos evolucionado a los reality shows, deportes, arte gastronómico y alcohol de marca, sexoramas, anfetaminas coloreadas, viagras anímicos, jibarización cefálica, etc., cada cuál redime sus fantasmas con el nuevo devocionario, olvidando que democratizar la cultura consiste en divulgarla, no vulgarizarla.
Un historiador moderno podría dar la razón a Polibio en cuánto a que todas las civilizaciones han prosperado proporcionalmente a los miedos que albergaban, pues eran el estímulo para el esfuerzo y la disciplina. En El Nombre de la Rosa, el prior escondía El Libro de la Risa de Aristóteles para evitar un relajamiento de costumbres en el monasterio y la consecuente pérdida del temor de Dios. Si no existe miedo al mas allá, ¿qué importa la moral? Este siglo pasado vivió el miedo atómico, la capa de ozono y después la maldición del SIDA. Ahora continuamos con la inseguridad ciudadana, el desempleo y las drogas adulteradas. Pero ya no bastan los miedos. Al mundo se le dice que ya es adulto para elegir en libertad, obviando que aceptar esa libertad implica la obligación de no abstenerse de sus deberes como adulto. Se ha sustituido la esperanza de descubrir a Dios por algo que aminore ese miedo recóndito al "existir para dejar de existir", la búsqueda frenética de paraísos artificiales como un airbag que suavice la brutalidad del choque con la muerte.
Para la gran mayoría de gente es políticamente correcto saber recitar alineaciones deportivas y equipamientos de serie de coches, chismes de la prensa amarilla o intrigas de la jetset, pero apenas sabe diferenciar entre uno y otro programa político. Las lides electorales no dejan de ser un culebrón entre partidos, la democracia se queda en un espectáculo deportivo más, la panoplia que justifica porqué muchos gobernantes manejan el mundo como una guardería o como aquella Granja Animal de Orwell, y mantienen a la mayoría en el sopor del «Todo va bien». La Democracia es derecho y vocación de a diario, no es acudir a un rito religioso cada cuatro años; el pueblo es soberano, pero abdica con facilidad. Según Abraham Maslow, todas las personas tendrían unas necesidades progresivas a satisfacer, cuyo orden de prioridad se refiere a las corporales, sociales e intelectuales. La sociedad atiende mas a las primeras en detrimento de las últimas, más prosaicas y peligrosas. Quizás es lo más inteligente. Ante la contundencia de los precedentes históricos, los que no hemos nacido en una selva primitiva y afrontamos el pecado original de haber nacido "listos", tenemos razones para beber y olvidar, pues poco podemos hacer individualmente..., como no sea conocer mundo, recabar información de primera mano, y adoptar un criterio personal, íntimo pero racional. La Humanidad padece de fimosis evolutiva, el instinto sigue prevaleciendo sobre la razón.
La utópica Justicia Social en todo el mundo se está abriendo paso a codazos, los emigrantes no se resignan al destino que ofrece su país, Asia es un serio competidor en tecnología y recursos, cada vez hay más gente para repartir la misma tarta, las porciones serán más pequeñas. Napoleón dijo en Santa Elena que Europa sería revolucionaria o cosaca; su eurocentrismo le cegó ante NorteAmérica igual que ahora los dos Nortes del Atlántico pugnan por la hegemonía y parecen olvidarse de Asia. El modelo de bienestar debería modificarse para que esté al alcance de toda la población, —nadie querrá conformarse con menos. El status social deberá reflejar la utilidad real de la persona a la sociedad, para evitar la especulación lucrativa de títulos y su consiguiente devaluación. El denostado mestizaje cultural terminará llamándose eclecticismo global. El título de ciudadano debería ganarse mediante unos requisitos de calidad ética, profesional e intelectual. O eso o la quimera de que cada individuo asumiera su responsabilidad como un deber ante el problema que nos incumbe a todos; pero ningún político se atreve a prometer «Sangre, sudor y lágrimas» otra vez. La desconfianza que nos merecen los políticos es la misma que ellos tienen respecto a la responsabilidad y madurez de sus electores. ¿Quién le pone el cascabel al gato? Si una persona entra en una farmacia pidiendo ayuda para la tos y el facultativo le aconseja que deje de fumar, lo más probable es que el paciente busque otro local donde le sirvan un antiespasmódico. Es la solución inmediata, el parche que disimula el problema de raíz. Es la Política Alopática.
Es por todo esto que la solución histórica ha sido desviar culpas y odios a lo extraño o extranjero. Ante la adversidad, la frustración crea una agresividad que la persona puede interiorizar cuando se culpa a si misma —y siente depresión— o canalizar al exterior culpando a otros para liberarse de la contrición de sus errores. En general se prefiere la segunda vía, y es lo que hacen pueblos y países para no cargar con sentimientos negativos. Esta necesidad humana de exculparse es la que aprovechan muchos políticos para liderar causas populares, con razón o sin ella, la solución que se conoció como «chivo expiatorio» y también «cabeza de turco», aún vigentes. Por eso los problemas entre naciones llevan tanta carga emocional y son tan difíciles de resolver. Hace unos años se oía la frase: «Quién pierde los orígenes, pierde la identidad». Cierto, pero, ¿identidad con qué, con quién? Es un hecho que para evitar la soledad de enfrentarse a uno mismo, siempre han surgido líderes políticos o religiosos que exaltan las características de un grupo humano para exacerbar las diferencias con otros y crear un sentimiento de "identidad" con el que muchas personas se sienten arropadas. Entablan diferencias para que lo extraño parezca un peligro, y aprovechan ese shock social para recabar confianza y votos con los que erigirse en defensores.
En la medida que cada persona sepa hallar la identidad consigo mismo, despojándose de andamiajes culturales y muletas etniopatrióticas, percibirá que la condición humana nos hace a todos semejantes, y podrá aprehender esos orígenes que se aludían por ser comunes a toda la humanidad. Asimismo esa identidad es exclusiva del género humano y compartida con todos, lo que nos diferencia de los animales es el poder preguntarnos: «¿De dónde venimos, para qué estamos aquí, a dónde vamos?» ¡Ojalá que estos relatos mostraran al lector lo parecidos que somos cuando soslayamos melaninas y atuendos, y permitiera a la mayoría exigir un mundo más pacífico sin ecolnomías belicistas que sólo benefician a una exigua minoría de oportunistas. El nacionalismo se diluye viajando y recabando la información correcta. Creo que no hay países o culturas mejores, sólo cabe distinguir entre buena personas y malas personas. «Paz en la Tierra a las gentes de buena voluntad.»
La esperanza está en la educación libre. El odio funciona en cadena, la bola de billar empuja otras muchas y acaba rebotando contra su origen. Para quien mantenga una sensibilidad como persona, el malestar proviene igualmente de responder con odio tanto como recibirlo. Adquirir información y criterio permite la alternativa de optar entre el bienestar consigo mismo evitando esa cadena de odio, o el bienestar convencional peleando con los demás. Este es el antiguo y resabiado mensaje del amor al prójimo, la conclusión a la que llegaron tantos sabios. El odio es contagioso, lo que las modas llaman ahora "el lado oscuro de la fuerza", cuando una persona necesita generar odio en los demás para poder justificar el que lleva él dentro. La respuesta no es fácil, es sólo para los valientes como dijo Gandhi, si no puedes transmitir amor, al menos saber impermeabilizarse a los sentimientos que puedan crearte odio. Sólo podemos sentir amor a los demás cuando nuestra autoestima es alta, cuando aseguramos unos mínimos para saciar al instinto de supervivencia, y de ahí al Estado de Bienestar que asegura esos mínimos vitales como en Escandinavia. Hace falta algo más, el desarrollo de la espiritualidad individual (no Religiones teledirigidas), el convencimiento de que hay algo más, la intuición metafísica que ahuyente el temor a la muerte —y por tanto el aferrarse a las posesiones terrenales.
Y para quién prefiera la amnesia para con todos estos problemillas de peregrina solución, mejor se tome las excursiones por el mapamundi como una zambullida sentimental por la Geografía y la Historia. El viajero que emprende la ruta como una búsqueda de si mismo, recuerde El Alquimista de P. Coelho, aquel iluso que quiere tocar el horizonte y termina llegando al mismo punto de partida. La respuesta está en cada persona, o en el prójimo como un espejo, no se puede situar ni cerca ni lejos, es cuestión de proseguir el viaje de la misma vida. Viajar constantemente, la vida no es más que un continuo viaje, hasta llegar al final de etapa, para un probable/improbable nuevo viaje, según cada uno quiera creer. Cuando escribo esto ha pasado poco tiempo desde que cambiamos de milenio, y espero que se inicie el crepúsculo de los nacionalismos combativos, al menos en Europa, que el objetivo de competir se limite a los estadios y se trueque en compartir.